La impunidad reina en Veracruz, el estado mexicano más peligroso para ser LGBT

Sólo en 2020, hubo al menos 24 crímenes de odio. Pero el Estado no los registra y la fiscalía no los investiga como tales.

7 de diciembre de 2020

Texto y fotos: Jazz Bustamante

La violencia en el estado de Veracruz se ha vuelto una constante. Pero ¿qué sucede cuando los asesinatos a personas LGBTI+ solo son una cifra más ? ¿Por qué se vuelven solo una nota más en los medios de comunicación, donde en muchas ocasiones van cargadas de amarillismo?

La Fiscalía General del Estado casi nunca da alguna declaración al respecto sobre los casos; casi nunca mencionan el avance de las investigaciones; casi nunca se capturan a los agresores; casi nunca se tiene un debido proceso donde las carpetas de investigación respeten la orientación sexual o identidad de género de las víctimas.

Esto ocurre aún cuando en Veracruz existe una reforma al Código Penal estatal, así como en 12 estados más de México, donde hay un agravante hacia los crímenes hacia las personas LGBTI+.

Falso progresismo y violencia

Veracruz se encuentra en el Golfo de México y es muy conocido por sus carnavales masivos, agricultura, ganadería, ciudades históricas y abundantes recursos naturales. Hay una percepción social de que es un lugar progresista para los gays, lesbianas y personas trans, quizás se deba a las fiestas carnestolendas que hacen alusión a la lujuria, disfraces coloridos. Como muchos dicen en esas fechas, «todo se vale”: un pretexto perfecto para que mujeres y hombres adultos o jóvenes busquen experimentar nuevas cosas y acudan para tener alguna aventura con mujeres transgénero, travestis, gays, bisexuales o lesbianas.

A pesar de este “progresismo”, el estado ocupa el primer lugar nacional en crímenes de odio cometidos hacia personas LGBTI+ según datos de la asociación civil Soy Humano, el Observatorio Nacional de crímenes de Odio (Fundación Arcoíris) y Letra S. Hay que recordar que no existe ningún organismo público que recabe datos oficiales, los datos obtenidos en todo el país son de organizaciones de la sociedad civil y colectivos.

De las 24 víctimas de crímenes de odio por orientación sexual o identidad de género en en 2020, 12 fueron mujeres trans (Gretell; Brandy; Ana Karen; Anell; Teresa; Denisse; Palacio; Marquesa; Guillen; B.García: Lara; Moraima); dos mujeres lesbianas ( Karina; Susana) un hombre trans (Erick) y 9 hombres gays (Juan; Armando, Eduardo, Said; Andrés; Martín; Neftali; Antonio; Ángel).

Los crímenes ocurrieron principalmente en los municipios de Coatzacoalcos; Veracruz; Poza Rica; Papantla; Minatitlán; Acayucán y San Andrés Tuxtla. De estas víctimas, la Fiscalía General del Estado no ha clasificado ningún caso como crimen de odio por la causal agravante de orientación sexual o identidad de género, artículo 144 del Código Penal. Este artículo fue reformado en 2018, sin embargo sigue prevaleciendo esa resistencia por parte de las autoridades estatales y también nacionales, ya que en los otros 12 estados donde también hay reformas en su código penal, en ningún caso se ha logrado lo clasifiquen como un crimen de odio por orientación sexual o identidad de género, tampoco por homofobia o transfobia.

Saña e impunidad

Karina y María Susana

En una casa con láminas y madera pintada de rojo fueron atacadas con arma de fuego a quemarropa Karina y María Susana, una pareja de lesbianas.  

María Susana tenía 31 años y dos hijos menores de edad. Vecinos del lugar señalarón que el ex esposo de Susana mostraba muchos celos y siempre expresaba su odio contra su relación lésbica. La pareja fue agredida por un desconocido quien bajó de una motocicleta directamente a la habitación de la casa donde ambas se encontraban, pero ninguna de ellas logró declarar quien fue.

Karina murió ahí al instante y Susana un par de horas después en el hospital regional José Buill Belenguer.  

Eduardo

El 2 de marzo de 2020 fue encontrado sin vida en su casa Eduardo Hohenstein de 39 años de edad. El hallazgo lo hizo su padre quien al pasar varias horas sin saber de él acudió a buscarlo encontrándole envuelto en una sábana en un charco de sangre. Eduardo recibió múltiples puñaladas en el tórax y también fue degollado, los hechos ocurrieron en el municipio de Córdoba, Veracruz.

Brandy

A finales del mes de agosto fue asesinada Brandy Ronzón Huerta con múltiples puñaladas en el cuerpo y degollada. Los hechos ocurrieron en el Municipio de Puente Nacional. Los tres casos aquí expuestos continúan en impunidad. El desconocimiento jurídico de la homofobia, lesbofobia y transfobia desde las instituciones públicas crea un vacío legal que da paso a la impunidad y también conlleva que en los procesos no se aplique la perspectiva de género, al no existir un protocolo específico sobre las causales agravantes para clasificar correctamente las carpetas de investigación. Esto envía un claro mensaje a la ciudadanía de normalización de violencia y falta de credibilidad de las personas hacia las instituciones públicas, desatando la falta de cultura de denuncia.

7 de diciembre de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR