Continúa discriminación contra gays para donar sangre y plasma

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) denunció que un joven de 23 años quiso donar sangre para la operación de su padre y fue discriminado.

24 de julio de 2020

Imagen: CHA, Campaña nacional sobre donación de sangre.

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) denunció que en una clínica un joven de 23 años fue discriminado cuando no se le permitió donar sangre por ser gay. Este hecho lejos de ser una novedad es algo que se repite, por eso desde la organización elevaron una denuncia ante los Ministerios de Salud y de las Mujeres, Géneros y Diversidades. En esta se acusa a la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular (AAHITC) –antes conocida como Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología (AAHI)– por discriminar a las personas del colectivo LGBT+ impidiéndoles donar sangre y basándose en prejuicios y estigma.

Agencia Presentes habló con Cesar Cigliutti, presidente de CHA, quien explicó que la AAHITC comparte en su página institucional que entre los impedimentos para donar se encuentran, textualmente: “Varones que tengan o hayan tenido relaciones entre hombres y mujeres que tengan o hayan tenido pareja sexual hombre que tiene también sexo con hombres.”

Cigliutti dijo a este medio que con este criterio se manejan muchas de las clínicas y hospitales que luego discriminan, a pesar de que sea ilegal. En Argentina desde el año 2015 la Resolución Nº 1507/15  se propuso terminar con la homofobia en el derecho a la donación de sangre modificando los requisitos para poder hacerlo. Pero en el cotidiano, los casos de vulneración de derechos basados en estigma siguen vigentes. Como esta denuncia que llegó a la CHA la semana pasada.

Para cambiar esto, la CHA y 100% Diversidad y Derechos durante años realizaron denuncias y trabajaron en conjunto con el Estado. “Propusimos un cuestionario que hablara de prácticas de riesgo, no de personas de riesgo”, explica Cigliutti. Y enfatizaron la importancia que toda sangre debe ser testeada correctamente, más allá de su procedencia.

Desde la CHA denunciaron que Nicolás, el joven de 23 años que no pudo donar para su padre que estaba por ser operado, cumplía todos los requisitos para poder hacerlo pero por “ser homosexual” se lo negaron. Ampliaron que en el banco de sangre le dijeron que se regían por las normas de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohemoterapia y Terapia Celular (AAHITC)”.

En enero de este año otro joven denunció que en el Hospital Garrahan no le permitieron donar sangre por ser gay. Y a pesar de que exista legislación que lo prohíbe, la evidencia dicta que sigue pasando. “La solución es que la AAHITC se ajuste a derecho y que ponga las verdaderas prevenciones, que son más científicas que lo que están diciendo”, dijo Cigliutti.

Estigmas para donación de plasma

Mientras la pandemia de Covid-19 no se detiene, en Argentina el Senado aprobó de manera unánime una Ley de Donación de Plasma. Las personas recuperadas de la infección poseen en el plasma de su sangre los anticuerpos necesarios que podrían ayudar a quienes están cursando la enfermedad. Es por esto que se sancionó la nueva ley que crea la Campaña Nacional de Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes recuperados de coronavirus. Pero con los criterios aplicados por algunos centros de salud y sostenidos por asociaciones como la AAHITC, que se basan en el prejuicio, muchas de las personas LGBT+ no podrán ser parte de esto.

En un comunicado compartido por la organización, María Laura Olivier, secretaria de la CHA, expresó que “Por lo establecido en la Ley Nacional de Sangre (N° 22.990) y en su Resolución N° 1507/15 del Ministerio de Salud, la AAHITC infringe una ley nacional por motivos homofóbicos, acto agravado además por la situación de pandemia del Covid-19, en el que el Estado tiene una política pública sanitaria para fomentar la donación de plasma de las personas que superaron la enfermedad.”

Mientras la denuncia por la discriminación por donar sangre ya está radicada, en el día a día, donar sigue dependiendo de criterios llenos de odio y estigma, que además son ilegales. “Pensar que estás protegiendo a alguien con estas preguntas que hacen es una estupidez. Mucha gente heterosexual y demás que tuvieron prácticas de riesgo sin usar preservativo pueden pensar que al no estar en ese otro grupo entonces pueden donar sangre. Eso no tiene rigor científico”, dijo Cigliutti.

24 de julio de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario