Asesinaron a la activista trans Scarlett Cáceres en Tegucigalpa

Scarleth era una mujer Trans, militaba en la Asociación Arcoíris y sobrevivía ejerciendo el trabajo sexual en Tegucigalpa.

14 de julio de 2020

Por Paula Rosales

La noche del viernes 10 de julio Scarleth Cambell Cáceres, mujer trans y activista de 22 años, estaba  junto a seis de sus compañeras que sobreviven como trabajadoras sexuales en Tegucigalpa (Honduras). Se encontraban en una avenida del barrio La Plazuela cuando, según contaron las personas que estaban ahí, un vehículo se acercó y disparó varias veces contra el grupo.

Scarleth, reconocida defensora de los derechos humanos, recibió tres disparos en la espalda. “Cuando oyeron los tiros, creían que era cohetes (fuegos artificiales), y de repente miraron caer a Scarlett que decía ¡Ayúdenme!”, dijo a Presentes Donny Reyes, de la Asociación LGBT Arcoíris de Honduras, donde Scarleth era activista y secretaria. 

Las mujeres que estaban con ella al momento del ataque dijeron que marcaron durante 25 minutos al sistema de emergencias 911 de la Policía, pero se tardaron en atender el llamado. Scarlett falleció camino al Hospital Escuela Universitario. “Murió en ese tránsito”, confirmó Reyes.

“Scarleth era una joven con toda una luz, alegría, dulzura y que le han quitado la vida. Creemos que fue por haber asumido su propio rol como persona trans, por su identidad, por asumir un papel organizativo dentro de un espacio como Muñecas de Arcoíris donde funcionaba como secretaria, voluntaria y activista. Ella era la que alertaba las situaciones de peligro. Repudiamos y condenamos el hecho. No callaremos. Exigimos justicia”, remarcó su compañera Donny Reyes. 

Durante el ataque también resultó herida una persona que más, pero al cierre de la nota no se pudieron obtener detalles sobre su estado de salud. 

Al menos 12 crímenes de odio en Honduras este año

De acuerdo al Observatorio de Muertes Violentas de la Comunidad LGBTI en Honduras, el país registra en 2020 al menos una docena de crímenes en contra de personas LGBTI.

Entre enero y julio fueron asesinados seis hombres gay; una lesbiana y cinco mujeres trans, según el monitoreo de la Red Lésbica Cattrachas.

“Este 2020 fue un año clásico. Al principio, entre enero y febrero, asesinaron a seis personas en Honduras de la comunidad LGBTI, con los mismos tipos y modos que se ha hecho siempre y que se han registrado en el observatorio”, dijo a Presentes Indyra Mendoza, directora de la organización Cattrachas.

Según el análisis de Cattrachas, en diez semanas no se reportaron asesinatos en contra de la población LGBTI posiblemente porque cree que en Honduras se enfocaron en “otro tipo de discriminación” provocada por la paranoia del Coronavirus.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó el asesinato de Scarlett y demandó al Estado hondureño el esclarecimiento del hecho.

“Yo escuché la noticia pero no fue en mi sector. Parece que fue aquí por la plazuela, en el arbolito, pero en ese sector fue que sucedió la muerte del muchacho homosexual, ahora no le tengo mayores datos, yo desconozco los detalles”, dijo a Presentes un oficial de la policía de la delegación de Tegucigalpa. 

Violencia mediática

La policía no es la única que sigue violentando la identidad de género de Scarleth. Los medios gráficos y la televisión también lo hicieron al reportar su muerte, tratándola con el nombre del sexo asignado al nacer, desconociendo su identidad trans al confudirla con una orientación sexual,  y revelando su nombre anterior. La organización en la que militaba les ha pedido una retractación pública.

Las organizaciones reportan en los últimos diez años unos 317 crímenes por odio, de los cuales el 92 por ciento están impunes. Del total, 180 son hombres gays, 37 lesbianas y 100 personas trans.

14 de julio de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario