VIH: Otra noticia sobre la cura que no es

Esta semana nuevamente en las noticias se habló de “la cura del sida”. Además de no diferenciar VIH de sida, estos titulares desinforman.

10 de julio de 2020

Por Lucas “Fauno” Gutiérrez

Esta semana nuevamente en las noticias se habló de “la cura del sida”. Además de no diferenciar VIH de sida, estos titulares desinforman. Se aprovechan de una esperanza que con una lectura rápida se esfuma.

Esta vez la “cura” llega de la mano de un paciente al que por confidencialidad llamaron ‘el paciente de San Pablo’. Ricardo Díaz es investigador clínico de la Universidad Federal de San Pablo y lleva adelante el estudio. Díaz explicó a la revista ScienceMag que este hombre brasilero VIH+  fue tratado con una combinación de antirretrovirales (ARV) y nicotinamida (vitamina B3), luego abandonó progresivamente la medicación y ahora,  a pesar de haber suspendido todo tratamiento, no ha mostrado nueva presencia de VIH en los estudios que le han realizado.

https://www.youtube.com/watch?v=tgjaiXUkG90

Las personas positivas somos tratadas con medicación antirretroviral. Esto mantiene el virus controlado y en la mayoría de los casos nos permite alcanzar la indetectabilidad del VIH. Esto no significa que estemos “curadas”, sino que la carga viral se reduce tanto que es indetectable, atacando mucho menos nuestra salud. Una persona en tratamiento tiene menos posibilidades de que el virus avance hasta llegar a un estado de síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida).

Por qué tenemos que dejar de comparar VIH y Coronavirus

VIH y Coronavirus no son lo mismo. Comunicar mensajes erróneos es crear prejuicio y estigma hacia las personas VIH positivas.

Leer más

Pero para todo esto tenemos que seguir tomando nuestra medicación de manera regular. Los médicos explican que el paciente de San Pablo además de los ARV habituales que tomamos quienes vivimos con el virus recibió otras combinaciones. La noticia entonces es que ahora, a más de 15 meses de haber dejado toda medicación y con algunos estudios más pendientes, el virus sigue sin aparecer en su cuerpo. 

Un solo caso

Lo que no reflejan los titulares y lo que debe leerse en el cuerpo duro de las notas es que este es un resultado bastante particular ya que de cinco personas en las que se aplicó, solo en una resultó así. Así lo dijo Andrea Savarino, médica del Instituto de Salud de Italia que colideró la investigación en charla con la web NAM Aids Map.

Franco Bova es médico y activista parte de la Asociación Ciclo Positivo y el miércoles 8 de julio presenció la charla del Dr Ricardo Díaz durante la Conferencia AIDS 2020, que está sucediendo en estos días en modo virtual, y explicó: “De todas las personas sometidas a este tratamiento una sola se mantiene sin repique de carga viral con un recuento de CD4 (defensas) estable y al parecer sin virus encontrado en algunos reservorios, falta examinar otros. Está en lo que llamamos una remisión, no podemos hablar aún de cura”.

El paciente de San Pablo es un solo caso y todavía falta realizarle pruebas, pero así  y todo puede llegar a resultar esperanzador. Puede ser el comienzo de un largo camino a una respuesta a esta pandemia. Ayuda a pensar que hay maneras de lograr eliminar el virus. Pero si tomamos distancia y miramos el panorama completo, está muy lejos de ser lo que dicen los titulares.

Las noticias de la cura 

Soy VIH positivo hace más de diez años. En ese tiempo me mandaron casi todas las noticias de la aparición de “la cura” en repetidas ocasiones. Desde que las abejas curaban VIH hasta curas con plantas. También hay gente que me dice que en realidad el vih no existe. Pero cuando las notas incluyen a la sociedad científica intento, con algo de esperanza, comprender un poco más.

Las veces anteriores que me hablaron de “la cura” fue por los pacientes de Londres y de Berlín. A diferencia del caso actual, a ellos dos los sometieron a trasplantes de médula ósea, intervenciones altamente invasivas. Y en estos dos casos, al igual que el paciente de San Pablo, el virus tampoco volvió. La gran diferencia con el caso actual es que esta vez solo se utilizó medicación y no hicieron falta estas intervenciones. Pero el factor común en los tres es que son los únicos de varias pruebas. Atrás del éxito publicado de cada “paciente de” hay muchos intentos en personas VIH+ que no dieron igual resultado.

Bicho y Yo: Calidad de VIHda para todes

Por Lucas Fauno y Jon Amarillo      #BichoYYo63 Para trabajar, el test de VIH es ilegal #BichoYYo62: “Soy positivo y eso no tiene que ver con el VIH” #BichoYYO61: revelar que alguien tiene VIH sin su consentimiento es delito #BichoYYo60: el dilema del preservativo #BichoYYo59: ¿Existirá un cine sobre VIH que no sea un dramón? #BichoYYo58: Hagamos…

Leer más

Comprendo que mi visión sobre la vida VIH positiva pueda parecer muy negativa.  No estoy criticando a los investigadores y la ciencia que están en el camino hacia esa tan anhelada cura. Mi objeción es hacia los medios que tan livianamente hablan de “cura” sin medir las consecuencias que eso genera. Yo valgo mucho más que las visitas que cualquier portal de noticias quiera tener.

Y sobre todo critico la glorificación de estas noticias en contraposición a lo mucho que se nos ignora cuando somos un reclamo. En muchos países sigue habiendo faltantes de medicación. Estamos a más de 30 años del inicio de esta pandemia y las noticias ya se olvidaron de que la gente sigue muriendo por causas relacionadas al sida. Los hospitales están desabastecidos, y ni quiero pensar en lo obvio: ¿quién tendría acceso a esa cura?

Según cifras de ONUsida hasta el cierre del año 2019 hay 38 millones de personas viviendo con VIH, de las cuales 1,8 millones se infectaron en ese año. Desde el comienzo de la pandemia el organismo cuenta casi 33 millones de muertes. Esto no es noticia. Parece que nuestra realidad y nuestra muerte no vende.

]]>

10 de julio de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario