Antiderechos atacan banderas LGBT+ en Córdoba, San Luis, Rosario y Mar del Plata

En Córdoba un grupo nacionalista militar intentó bajar por la fuerza la bandera del arcoíris y agredió a manifestantes.

29 de junio de 2020

[Noticia actualizada 16:30]

Por Alexis Oliva, desde Córdoba

Fotos: Mesa de trabajo por los DDHH, Municipalidad de Córdoba, captura de video de Santi Merlot, Concejo de San Luis.

Un grupo nacionalista encabezado por sectores militares intentó arriar por la fuerza la bandera de la diversidad, que el intendente Martín Llaryora y las organizaciones de la diversidad sexual habían izado el viernes, en vísperas del Día Internacional del Orgullo LGBT, en el Parque Sarmiento de Córdoba capital. La intolerancia mutó en violencia durante el fin de semana. Hubo un ataque con una cadena, ostentación de arma de fuego y el destrozo de una placa oficial. Anoche se llegó a un acuerdo y el emblema de la diversidad sexual tendrá otro mástil donde flamear. Ante versiones que indicaban que se trataba de excombatientes de Malvinas, el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM – La Plata) expresó su repudio en un comunicado y dijo que se trata de sectores vinculados a un lobby militar.

En San Luis, Mar del Plata y Rosario también hubo agresiones: vandalizaron banderas LGBT+ (ver al final de la nota).

Fiscalía investigará daños y agresiones

“En la firme convicción de construir una sociedad cada día más inclusiva, igualitaria y respetuosa de las diferencias, hoy junto a representantes del colectivo LGTBIQ+, izamos la bandera de la Diversidad en el mástil principal del Parque Sarmiento. Flameará en lo alto de manera permanente como símbolo de nuestro compromiso”, rezaba la placa instalada por la Municipalidad de Córdoba. 

Horas después, dos veteranos de la guerra de Malvinas –el suboficial mayor de la Fuerza Aérea Daniel Villena y el ex soldado Alejandro López– y una mujer intentaron bajar la bandera multicolor por considerarla “una falta de respeto” a la enseña nacional, “incompatible con cualquier banderola”. No alcanzaron a retirarla, porque fueron interpelados y registrados en video por dos jóvenes, hasta que intervino la policía y les ordenó retirarse. “Yo voy a hablar con el intendente”, aseguró López.

La bandera de la diversidad se volvió a izar. Pero ayer domingo, Día Internacional del Orgullo unas cuarenta personas, la mayoría con indumentaria militar camuflada, banderas argentinas y barbijos con consignas nacionalistas y antiderechos, volvieron a la rotonda de calle Deodoro Roca con el propósito de arriarla. Allí agredieron a lxs integrantes de los colectivos de la diversidad y los policías que frustraron el intento.

Uno de los incursores, luego denunciado públicamente por la agrupación Putos Peronistas como Gustavo Luis Garay, atacó con un cadenazo a una militante. Otro integrante de esa organización fue intimidado con un arma de fuego. También destruyeron la placa de vidrio instalada el viernes y luego cantaron el Himno Nacional y Aurora. No hubo detenidos, pero la fiscalía de turno inició una investigación por los daños y agresiones

Si izábamos la bandera del Vaticano, esto no ocurría”

Consultado por Presentes, el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Córdoba, Miguel Siciliano, expresó: “La discusión enriquece el debate, pero esto no hubiera sucedido si izábamos la bandera amarilla y blanca del Vaticano por el cumpleaños del Papa, o la de los Bomberos, o la bandera rosa de la lucha contra el cáncer de mama. Lo que pasó fue porque izamos la bandera de la diversidad sexual. Hay que decirlo con todas las letras y animarse a defender los derechos de las minorías. Dar el debate a pesar de los costos”. 

“Hay un proceso de apertura de la sociedad a los derechos de la diversidad sexual, que viene desde los años 60, pero que no ocurrió porque sí, sino porque muchos lucharon y dieron la vida para que ocurra. Y otros se animaron a tomar decisiones que políticamente no eran aconsejables. Yo siento orgullo de pertenecer a una gestión que se anima y lleva adelante una política de inclusión, y también quiero que mis hijos vivan con libertad su sexualidad, sin que nadie los reprima, discrimine o violente”, dijo a Presentes el funcionario. 

No hay dos derechos en disputa”

Desde el primer incidente, las organizaciones de la diversidad sexual y de derechos humanos manifestaron su repudio. “Un grupo de personas vandalizaron el espacio público y atacaron la bandera de la diversidad sexual en el Parque Sarmiento. En un hecho histórico en favor del respeto por la identidad y el reconocimiento de la diversidad en la ciudad, fue el intendente Martín Llaryora quien izó la bandera del movimiento LGTBIQ+. Además, el atentando contra el emblema fue perpetrado por personas que violaron la normativa vigente en el marco de la pandemia del COVID-19. Este tipo de actos, en víspera del Día Mundial de la Diversidad Sexual, ratifican y profundizan nuestra lucha y convicción por la igualdad de derechos”, expresaba un comunicado firmado por organizaciones y 201 funcionarixs. 

Entre ellxs, Cecilia Merchán, secretaria de Políticas de la Igualdad y Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad; Victoria Donda, del Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, el Racismo y la Xenofobia), Ornella Infante, directora de Políticas de contra la Discriminación del INADI, Martín Fresneda, director del observatorio de DDHH del Senado de la Nación, Calixto Angulo, secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Córdoba, las diputadas nacionales Brenda Austin y Gabriela Estevez, vicepresidenta de la Comisión de Género y Diversidad; lxs legisladores de Hacemos por Córdoba Nadia Fernández, Diego Hak y Leonardo Limia, la Dirección de Derechos Humanos de la Municipalidad de Córdoba,; Soledad Ferraro, titular de la Comisión de Género y Diversidad del Concejo Deliberante, Putos Peronistas, el Centro Trans Córdoba, la Comisión de Género de la Mesa provincial de Trabajo por los DDHH y la Asociación Civil de Ex Presos Políticos de Córdoba, la Filial Córdoba de la Asociación Travesti Transexuales Transgéneros de Argentina, la Casa de Varones Trans y Familias y la Iglesia Metodista Inclusiva Cristo de Todes.

A su vez, la organización Devenir Diverse señaló: “Aquí no hay dos derechos en disputa. Nada más lejos que eso. De un lado, un grupo minoritario de personas ha decidido violar una resolución legítima de las instituciones democráticas locales. Una decisión que viene a reparar simbólicamente décadas de invisibilización de un grupo social vulnerado por la discriminación y la violencia social y estatal. A esas personas no las moviliza otro sentimiento más que el odio hacia quienes vivimos nuestras vidas por fuera de los mandatos del héterocispatriarcado. Una posición peligrosa y profundamente antidemocrática en tanto supone la supresión del otro. Allí no radica ningún derecho. Allí sólo hay odio, cobardía y autoritarismo”.

Al caer la noche en el parque Sarmiento, el diálogo logró imponerse por sobre la violencia y las organizaciones LGBTIQ+ llegaron a un acuerdo con los militares y la Municipalidad. Anoche a las 24:00 se arrió la bandera de la diversidad y hoy a las 8 se volvió a izar la bandera argentina, con el compromiso de colocar mástiles nuevos, en el espacio municipal donde funcionará el Centro de Estudios y Difusión de los Derechos de la Diversidad frente a la rotonda, para colocar allí de manera permanente las banderas de la diversidad y trans.

Para Siciliano, que en el acto de esta mañana estuvieran presentes las organizaciones LGTBIQ+ y algunos militares es “todo un signo de diálogo democrático”.

“No sientan que hemos perdido, porque nosotros vamos a tener un espacio con nuestras banderas allá, que todos podremos disfrutar. ¡Muchas gracias!”, les dijo anoche la referente trans Ana Torres a quienes hicieron el aguante para que su símbolo siguiera en lo alto.

“Ex Combatientes repudiamos la violencia y el odio”

Desde el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM – La Plata), aclararon hoy a través de un comunicado que los “grupos organizados que actuaron en banda”, también en otras ciudades como Mar del Plata, Mendoza y Rosario, son parte de la Confederación de Veteranos de Guerra, una “organización que nació a instancias del macrismo en 2016”. Y señalaron que en Córdoba “la acción estuvo liderada por Claudio César García, máximo referente de esa agrupación. García ocupó el cargo de presidente de la Comisión Nacional de Ex Combatientes de Malvinas en el Ministerio del Interior durante la gestión del gobierno anterior, formando parte del lobby militar que aún hoy continúa manejando la Comisión Nacional de Ex Combatientes”.

“Repudiamos los ataques al símbolo que representa la bandera de la diversidad y la violencia ejercida desde el odio de sectores minoritarios. Como ex combatientes de Malvinas, como sobrevivientes de una guerra a la que nos llevó la última dictadura cívico militar, repudiamos todo tipo de violencia, expresiones de odio y defendemos la convivencia en la diversidad, el respeto y las garantías que hoy nos da un estado de derecho”, expresa el comunicado del CECIM. 

Vandalizaron banderas LGBT+ en San Luis, Mar del Plata y Rosario 

Desde el jueves 25 de junio, la bandera de la diversidad  flameaba frente al Concejo Deliberante de la Ciudad de San Luis. Pero en el transcurso del fin de semana y mientras el mundo celebraba virtualmente actividades por el orgullo internacional LGBTIQ+ la bandera fue quemada.

Hoy el presidente del Concejo, Carlos A. Ponce, compartió en las redes un video repudiando el hecho y explicando que se buscará a los responsables.

“Con esto no se ataca solamente a un sector de la sociedad sino que se está atacando a todos/as, y a una institución fundamental de la democracia, por lo que estos hechos son lisa y llanamente INACEPTABLES en una comunidad que debe contener a todos/as sin distinción de credo, raza, religión, preferencia sexual , inclinación ideológica o política y demás”, dice el comunicado que publicaron desde el Concejo Deliberante de la Ciudad de San Luis.

En Mar del Plata un grupo de personas –varias se nombraron ex combatientes de Malvinas– bajaron la bandera LGBTIQ+. Esta había sido izada el fin de semana, de acuerdo a la ordenanza 23.280 que establece que en esta fecha y otras representativas la insignia deberá flamear en las dependencias municipales.

El domingo bajaron la bandera mientras cantaban el himno y repetían que solo respetarían de Argentina.  Después, se acercaron al palacio municipal para, según sus palabras, devolver la bandera. En los videos compartidos en redes se puede escuchar que un hombre dice: “Ninguna ordenanza municipal puede modificar la Constitución Nacional, así que si vuelven a subir esta bandera la vamos a bajar 20 mil veces más. Así que decile a los encargados que han hecho esto que vamos a venir los veteranos de guerra a hacer exactamente lo mismo siempre”. 

En Rosario activistas denunciaron que personas vestidas con uniformes verde oliva intentaron impedir el izamiento de la insignia del orgullo con insultos y amenazas. Esto sucedió en la Plaza San Martín. Según informan fueron cuatro las personas que intentaron evitar el acto.“Hay sectores intolerantes que no terminan de digerir los derechos que hemos conquistado”, señaló Esteban Paulón, director del Instituto de Políticas Públicas para el colectivo LGBT al diario La Capital de la ciudad santafesina.

29 de junio de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario