Por qué tenemos que dejar de comparar VIH y Coronavirus

VIH y Coronavirus no son lo mismo. Comunicar mensajes erróneos es crear prejuicio y estigma hacia las personas VIH positivas.

25 de marzo de 2020

Por Lucas Gutiérrez

Foto: Gentileza Pablo Gómez Samela/Maquillaje: Max Escalante

[Acá podés descargar el formulario del Ministerio de Salud de Argentina para permitir la circulación de personas con VIH a farmacias y centros de salud. Según consta en este mismo documento, si no tenés impresora, podés copiar el texto a mano y firmarlo]

Desde el comienzo de la pandemia de Coronavirus, mucha gente intentó comparar esta situación con la aparición del VIH a principios de los ´80. Pensar en la restricción del contacto físico entre personas por prevención y en que estamos frente a un virus al que aún no sabemos cómo atacar, hizo a algunas personas creer que estas situaciones podían parecerse. Pero no, VIH y Corona Virus no son lo mismo, ni en los inicios de uno ni ahora. Potenciar este mensaje de que son similares es crear prejuicio y estigma hacia las personas VIH positivas.

Contagio y transmisión no son lo mismo

En la guía de recomendaciones para comunicar sobre VIH y sida del Ministerio de Salud de Argentina, se explica que éste pierde capacidad de replicarse muy rápidamente estando fuera del cuerpo. Para que se dé la transmisión tiene que haber un medio muy específico, como sangre o fluidos genitales. En cambio, el Coronavirus-19 se contagia. Por eso, las medidas obligadas como toser en el pliegue del brazo, usar barbijo si alguien presenta síntomas y más recomendaciones que sí aplican a una contagiosa.

Ayer, 24 de marzo, durante la mañana en televisión argentina, por Canal 13 -uno de los canales abiertos más vistos del país- el infectólogo Eduardo López dijo que el virus de VIH se transmitía por la saliva. ¿Comprendemos lo grave de que un profesional de la salud, a través de un medio de comunicación, haga esta afirmación no solo errónea sino creadora de prejuicio?

Como activista VIH hoy en día sigo escuchando de gente que no comparte el mate con personas VIH positivas por miedo al “contagio”. Y ahora vemos a un dícese respetable profesional reforzando la desinformación y viralizando el estigma.

Estaban hablando de VIH porque ante la pandemia de Coronavirus es un tema recurrente. Pero el abordaje no es el correcto. Y se habla de VIH ahora, cuando hace unos meses hubiese sido más efectivo que hablasen de los faltantes de medicación y reactivos. Pero en ese momento nadie lo mencionó.

Desinformación, el peor virus

“A nadie le importó la gente muriendo de sida al inicio de la pandemia. Los mercados no colapsaron, el presidente no dio conferencias y billones de dólares no fueron gastados”, dice el activista Mark S. King en su blog. King que fue diagnosticado VIH+ en 1985. Y sigue: “En los inicios de los 80 el virus estaba matando a la gente indicada. Homosexuales, adictos a las drogas, hombres y mujeres negras”, trazando así la diferencia con la respuesta frente al Coronavirus.

Antes no se reaccionó porque a nadie le importábamos. Mientras esta pandemia conocida en 2020 puede ser asintomática igual que el VIH, King explica que en los ´80 era más fácil practicar la distancia social porque los cuerpos de tus amigos estaban llenos de marcas púrpura en la piel.

Las personas positivas que morían por causas relacionadas al sida: morían en la calle porque no tenían dónde estar, dónde aislarse. El sistema de salud no las recibía. Quizás podían morir durante una marcha para exigir un sistema de salud que responda. Y mucha pedían lo mismo: “Si me muero, tiren mis cenizas frente a la Casa Blanca”.

Sin duda el activismo de las personas VIH+ tiene repercusiones en los sistemas de salud mundiales hoy. Pero como dice King, eso es una diferencia de cómo era antes y cómo es hoy, no es una similitud. De nuevo, no son lo mismo.

PRESENTES TV: Hablemos VIHen: Capítulo 1 ¿Qué es el VIH?

Mensajes como el del infectólogo López igualan a una persona viviendo con VIH a una persona con Coronavirus. Yo por un mate no te transmito VIH. Es más, si soy una persona positiva que toma su medicación antirretroviral y alcanzo y sostengo la indetectabilidad, no lo transmito en una relación sexual. Debo hacer el mismo aislamiento preventivo obligatorio que ordenó el Gobierno.

LEER MÁS: Información y recomendaciones sobre VIH y Coronavirus

Comparar VIH con Coronavirus de esta forma, sin información correcta y potenciado en prejuicio, es invocar al control y punitivismo sobre personas positivas. En 2012 la Declaración de Oslo sobre la Criminalización del VIH explicó lo perjudiciales que son para la sociedad entera –personas positivas y negativas- estos mensajes erróneos. Y más aún cuando este castigo parte de la desinformación, de la falsedad de información. Y encima, esto proviene de profesionales y medios. 

Vih y punitivismo

Quizás pueda sonar que hablar de VIH y punitivismo es exagerar. Bueno, no. En el año 2018 gracias a la fuerza del activismo se detuvo que en la provincia de Mendoza un código de faltas que penalizaba la transmisión de ITS. La medida estaba por ser aprobada en un marco de inconstitucionalidad y persecución a todas las personas (positivas y negativas). Desde las organizaciones activistas repudiaron esta medida. Finalmente no se aprobó.

LEER MÁS: Pareja gay adoptó beba con presunción de Vih: la habían rechazado diez familias

Vivir con VIH en tiempos de Covid-19

Desde el Ministerio de Salud de Argentina compartieron que si una persona positiva tiene las defensas altas (encima de 350 Cd4) y su carga viral está controlada y es indetectable, no corre mayor riesgo que una persona negativa.

El ministerio de Salud argentino puso a disposición un formulario con declaración jurada para que completen las personas que necesitan circular para retirar medicación. “Las personas con VIH o, en caso de no poder hacerlo, la persona que designe, deberá transitar con el formulario del Anexo 1 debidamente completado para presentar ante quien corresponda durante su trayecto hacia y desde los servicios de salud o Farmacias”.

Para quienes están por debajo de este recuento de defensas, con carga viral alta o además pertenecen a alguno de los grupos de riesgo, es importante acatar la prevención que proponen desde Gobierno y profesionales de la salud en estos casos.

Incluso si por algún motivo se necesitase pedir una licencia el mismo Ministerio comparte el modelo de carta a utilizar que no revela nuestra serología.

Si bien en Argentina nos encontramos en aislamiento preventivo obligatorio, los servicios de salud siguen operando. En el caso de tener dudas, desde la Dirección Sida del Ministerio pusieron a disposición números de contacto según dónde te encuentres.

Mientras, desde la Organización Mundial de la Salud cuentan que entre las pruebas para abordar una solución frente al Coronavirus se está utilizando medicación antirretroviral como Ritonavir y Lopinavir. Esto no significa que las personas que ya la toman desde antes tengan algún tipo de diferencia. Tampoco esto significa que alguien deba tomar esta medicación sin indicación de profesionales. Esto se encuentra en prueba, todavía no hay resultados publicados.

Si en los medios de comunicación ves información que estigmatiza o disrimina podés radicar la denuncia en la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual.
25 de marzo de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario