Así vibró el#8M en América Latina

Cientos de miles de mujeres salieron masivamente a las calles en América Latina este fin de semana para conmemorar el #8M desde la resistencia y la lucha.

9 de marzo de 2020

Por Airam Fernández (Santiago), Paula Rosales (San Salvador), Pilar Salazar (Ciudad de Guatemala), Georginx González (Ciudad de México), Juliana Quintana y Jessie Insfran Pérez (texto y fotos, Asunción), Vero Ferrari (Lima)

Cientos de miles de mujeres salieron masivamente a las calles en América Latina este fin de semana para conmemorar el #8M desde la resistencia y la lucha. En estos días movilizaciones, los reclamos se enhebran con los principales puntos en común entre las demandas de mujeres, lesbianas, travestis, trans e identidades no binarias. El fin de las violencias machistas contra mujeres e identidades no hegemónicas, el cese de feminicidios y transfeminicidios, y el derecho al aborto legal y seguro, fueron los reclamos que resonaron con mayor fuerza a lo largo y ancho de la región.

Multitudinaria marcha en Santiago de Chile

En Santiago este domingo 8 de marzo la marcha para conmemorar el Día Internacional de la Mujer fue convocada por la Coordinadora Feminista 8M. Según esta organización la participación se estimó en más de 2 millones de personas. Según las cifras de Carabineros, la convocatoria no superó los 120 mil asistentes.


Varios días antes de la marcha, las disidencias sexuales se organizaron para marchar en una sola columna, el Bloque Contrahegemónico. Lorenza, una mujer trans, fue una de las asistentes: “Este bloque se compone de alrededor de 17 organizaciones y dentro de ellas están las afrodescendencias, lesbianas, mujeres y hombres trans, no binaries, mujeres con discapacidades, y una gran cantidad de personas que en general son consideradas como sobras en esta sociedad”, dijo. 

“Un violador en tu camino”, el emblemático canto de Lastesis, fue clave en la marcha que empezó poco después de las 12hrs en la ex Plaza Italia, bautizada como Plaza Dignidad desde el 18 de octubre. Se extendió hasta las 17, cuando Carabineros irrumpió cerca del palacio de La Moneda y reprimió la movilización. 

https://twitter.com/PresentesLGBT/status/1236720058463858689?s=20

En la jornada también destacaron las consignas a favor del “Apruebo” para el plebiscito que se realizará en el país el próximo 26 de abril, donde se consultará a la ciudadanía si aprueba o rechaza la redacción de una nueva Constitución. Este fue uno de los acuerdos logrados entre las fuerzas políticas, a raíz de las protestas que estallaron en Chile en octubre del año pasado.


Entre las consignas feministas, las más coreadas fueron: “Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven, abajo el patriarcado que va a caer, que va a caer. Arriba el feminismo que va vencer, que va a vencer”;  “no es no, qué parte no entendiste, la N o la O”; “que muera Piñera y no mi compañera”; “ya van a ver, ya van a ver, cuando las travestis se tomen el poder”. 

Para hoy está programada otra marcha, también desde Plaza Dignidad hasta La Moneda, como parte del Huelga General Feminista.

Perú: reclamo LGBT por trabajo formal

En Perú este año se buscó volver a los orígenes de la conmemoración del Día de la Mujer reivindicando a las mujeres trabajadoras, precarizadas y explotadas a consecuencia del modelo económico neoliberal que se impuso en nuestro país hace más de 20 años con el régimen de Alberto Fujimori. Este modelo no solo impactó en la economía, sino en todo el sustrato social desarticulando el movimiento organizado y deshumanizando las relaciones sociales, afectando profundamente los derechos laborales.

En ese sentido, desde la comunidad LGTBI también se posicionó la situación de riesgo continuo en la que viven las mujeres trans, lesbianas y bisexuales al intentar acceder a un trabajo formal, bien remunerado y que genere condiciones de vida digna, inalcanzable hasta ahora por el abandono estatal en que cada gobierno peruano ha “respondido” a esta problemática.

Mujeres trans, lesbianas, madres y todas las identidades salieron a marchar defendiendo su derecho a vivir sin violencia.

Así, la activista trans Sandy Sussel, empollerada para reivindicar a las mujeres esterilizadas en la dictadura fujimorista, señaló que marcha “porque me jode toda la violencia que está dirigida contra la mujer y las diversidades trans”.

La activista lesbiana Esthefany Bendezú recalcó que marchaba “porque el Estado invisibiliza a las lesbianas por la heteronorma y nos estigmatiza como violentas, cuando en realidad es el mismo Estado el que nos denigra y nos relega tanto de espacios políticos como sociales”.

La activista Nancy Tarazona, que asistió a la marcha con su hija, manifestó que quería que ella pueda tener una vida libre y digna sin que su orientación sexual sea motivo de discriminación.

La marcha, en la que participaron unas diez mil mujeres aproximadamente, concluyó con un acto político-cultural en la que se exigió al Estado de una vez por todas frenar las continuas y diversas violencias que atraviesan las mujeres en el Perú.

#8MPy: paraguayas marcharon en contra del Estado antiderechos

¡Pehendu, pehendu, ropu’ãma kuña pehendu! (Escuchen, escuchen, traemos nuestras voces, escuchen) fue el canto elegido para la movilización del 8M en Paraguay. Con especial foco en la exclusión y los femicidios a las niñas y mujeres indígenas, más de 6.000 personas de la diversidad sexual y de género marcharon desde la plaza de la Democracia hasta la Costanera. 

Desde las 16hs hubo música, teatro, poesía, festival, y charlas. Se trató de una gran fiesta popular y feminista en el centro de Asunción y una de las manifestaciones más numerosas de los últimos 4 años.

En lo que va de 2020 se reportaron 14  femicidios entre los cuales destacan por primera vez los asesinatos a niñas y mujeres indígenas. Por este motivo, con el apoyo de la comunidad quom y lxs mby’a guarani, la articulación del Paro Internacional de Mujeres Paraguay organizó un baile con tobilleras emulando a los rituales que usan las culturas indígenas para alejar los malos espíritus. 

Sofía Franco Portillo es trans e indígena y ayer marchó en nombre de sus compañeras para exigir una ley de cupo laboral y una ley contra toda forma de discriminación. Beatriz Conde, feminista y lesbiana, dijo a Presentes que es importante salir a las calles y que la gente entienda que las lesbianas existen. 

“Solo por el hecho de ser mujer tenemos que sufrir ciertos estereotipos y ser lesbianas ya es una doble razón para que nos discriminen y nos traten mal. Incluso en ambientes progre de trabajo tenía que desempeñarme en tareas que nadie quería hacer”, sostuvo Bea.

“En esta sociedad no me siento lo suficientemente segura para vivir mi sexualidad públicamente. Aunque mi expresión de género no es tan femenina desde el punto de vista hegemónico, siempre soy leida de manera hetersoxual entonces no sufro discriminación pero el miedo es demasiado grande”, refuerza Ana Díaz, investigadora y activista bisexual. 

Bajo la consigna “¡Insistimos! Nuestro trabajo vale” las mujeres marcharon en otros puntos del país además de la capital: Encarnación, Pilar, Concepción, Ciudad del Este, y el departamento de Misiones por la erradicación de la violencia y el abuso contra todas las identidades.

México en pleno estallido del reclamo por feminicidios

En la Ciudad de México y la periferia se convocaron a diversas marchas. Este #8M familias de víctimas y colectivas feministas de Ciudad Nezahualcóyotl (municipio del Estado de México) se movilizaron para visibilizar a las niñas y mujeres de la periferia frente a la violencia feminicida y de desaparición pese a la activación de dos alertas de género en el municipio. La marcha partió del coyote rojo de Neza y concluyó con un mitin en la Antimonumenta de Neza.

En Ciudad de México una de las marchas convocadas sucedió a las 2 de la tarde. Inició en el Monumento a la Revolución, tomó una pausa en la Antimonumenta de víctimas de feminicidio y concluyó en el Zócalo. En una coyuntura de exigencias al presidente frente a la crisis de feminicidios que cobra 11 vidas de mujeres al día en el país, la marcha de la Ciudad de México fue histórica y multitudinaria. Como cada año, madres y familiares encabezaron una manifestación que fue diversa.

El contingente trans estuvo conformado por mujeres, infancias trans, madres de niñas y mujeres trans y personas no binarias. Durante la ruta hubo expresiones artísticas como performances, canto, baile y música; también hubo acción directa a negocios y se suscitaron enfrentamientos en donde la policía usó polvo de extintores contra las manifestantes.

Por Guatemala libre de violencia sexual

“Yo marcho por las niñas, adolescentes y mujeres libres de violencia sexual”: fue una de las principales consignas de la movilización que recorrió las calles de Ciudad de Guatemala en el #8M2020. Mujeres, lesbianas, trans y disidencias también pidieron fuerte Basta de genocidio trans, tal como gritaban en una de las columnas que salió del paraninfo universitario.

Si no es con nosotras y por nosotras, ¿por y con quién?”, preguntaba Alejandra, activista del #BloqueOtrans. “No vamos a dar ni un paso atrás. La revolución será trans o no será”, decía la activista Stacy Velásquez cuando la manifestación se detuvo frente al Congreso de la República de Guatemala.

Juntas luchamos y resistimos en El Salvador

En San Salvador, mujeres y disidencias salieron masivamente a las calles para reclamar el fin de feminicidios y transfeminicidios. “Juntas luchamos. Juntas resistimos. Juntas avanzamos”.

Cientos de feministas cantaron “Un violador en tu camino” de #LasTesis. “El patriarcado es un juez que nos juzga por nacer, y nuestro castigo. Es la violencia que no ves”.

El aborto fue uno de los temas que resonaron más fuerte. “Queremos la despenalizacion del aborto en las 4 causales para garantizar la vida y la salud de las mujeres. Las más pobres son las que están muriendo o en la cárcel”, dijo a Presentes Edith Elizondo, de la Red juvenil feministas en rebeldía contra el patriarcado.

En las calles de San Salvador se cantó y bailó fuerte, a pura potencia feminista: “Y ahora que estamos juntas, ahora que si nos ven, abajo el patriarcado, se va a caer, se va a caer”.

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR