Crímenes de odio a personas LGBTI se duplicaron en Chile

2019 fue mucho más violento y la ola de ataques aumentó casi el doble, con dos reportes por mes, en promedio

27 de enero de 2020

Por Airam Fernández

En Chile no existe una estadística formal ni informal sobre crímenes de odio. La única recopilación parcial de la situación de violencia en la comunidad LGBTI la hace el Movilh cada año y la presenta en un informe que se publica en marzo. El Ministerio Público, consciente de esta situación, creó en mayo el Observatorio de Violencia contra las Personas LGBTI. Presentes se comunicó con el equipo de Comunicaciones de Fiscalía para solicitar formalmente la data que ese departamento recopiló hasta ahora, o parte de ella, pero la respuesta fue negativa: “Es una organización muy reciente”, dijo una funcionaria.

Durante 2019, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) reportó en su página web 17 casos y denuncias de violencia contra la comunidad LGBTI de Chile, con nombre y apellido. Hubo asesinatos, ataques y agresiones por homoodio, lesboodio y transodio, e incluso un ataque que terminó con la marca de una esvástica en el brazo de un joven trans. La Justicia actuó solo en la mitad de los casos. 

En comparación con 2018, cuando el Movilh reportó nueve casos emblemáticos con nombres y apellidos, 2019 fue mucho más violento y la ola de ataques aumentó casi el doble, con dos reportes por mes, en promedio. Eso sin contar los casos de abuso policial y detenciones en el marco de las protestas que estallaron en octubre pasado en el país, donde Presentes registró abusos a tres jóvenes gays y al menos seis casos de mujeres lesbianas agredidas, torturadas sexualmente o detenidas de forma ilegal.

Los más resonantes del año pasado los recopilamos en esta lista, para actualizar el estado de las investigaciones que conduce la Justicia.

Ataque homofóbico con agua hirviendo

El 1 de enero de 2019, José David Muñoz Vargas, un vendedor callejero de diarios y revistas, y su amigo Sergio Barría Calbuyahue, fueron víctimas de un ataque homofóbico durante la celebración de Año Nuevo: dos vecinos les lanzaron una olla con agua hirviendo. Sergio pudo escapar pero los agresores obligaron a José David a sumergirse en una tina con agua caliente. Sufrió quemaduras en su espalda, glúteos y brazos y debido a la gravedad, fue trasladado a Santiago desde el hospital donde fue atendido, en Porvenir (sur de Chile). Tres semanas después, Juan Pablo Vilches (36) y Nelson Javier Alexander Aguilar (18) fueron detenidos e imputados por homicidio calificado en grado de frustrado y lesiones menos graves en el Juzgado de Letras y Garantía de Tierra del Fuego.

El Movilh consignó que en la audiencia de presentación, el fiscal Sebastián Marín relató que los victimarios quisieron dar “una lección” y “limpiar a la víctima de su homosexualidad“, por lo que entre ambos le quitaron la ropa y lo sumergieron en la tina con agua que calentaron previamente en una estufa. A José David se le desprendió la piel y así permaneció en su casa durante 24 horas, hasta que algunos familiares se enteraron de lo ocurrido y lo llevaron al hospital.

La víctima de 56 años estuvo en coma inducido y ventilación mecánica durante un mes. Le dieron de alta el 7 de febrero y pudo prestar testimonio ante la Justicia el 28 del mismo mes.

En marzo, el juez Franco Reyes resolvió que no hubo “ánimo homicida” en este caso. Juan Pablo Vilches quedó en prisión preventiva por su autoría directa en la agresión y porque tenía antecedentes penales. El otro agresor recibió una medida cautelar de arresto domiciliario con arraigo regional, que en noviembre le revocaron porque no la cumplió y porque seguía haciendo su vida “como si estuviera libre”, dijo la fiscal de Porvenir, Wendoline Acuña a La Prensa Austral.

Todavía no se han fijado las audiencias de preparación de juicio oral, donde la defensa invocará la circunstancia agravante de la discriminación por orientación sexual, es decir, la Ley Zamudio.

Ataque y golpiza en la calle por expresión de género

La madrugada del 14 de febrero, Carolina Torres caminaba con su novia por la calle cuando dos hombres la golpearon con un palo en la cabeza y le provocaron una fractura de cráneo. El ataque fue cerca de un pub de la comuna de Pudahuel, en Santiago, donde Carolina estuvo con su pareja viendo un partido de fútbol. Según relató la familia de la víctima a Presentes, las chicas caminaban de regreso a casa, tomadas de la mano, cuando se encontraron a los agresores. Uno de ellos la increpó: “Por fin te encontré, maricona”, contó Marianela Urbina, madre de la víctima. “Al decirle eso, se le fue encima a golpearla con un palo. El otro la remató pegándole patadas en la espalda”, añadió.

Carolina permaneció más de dos semanas internada en cuidados intensivos a causa de una hemorragia interna en el Hospital de Urgencia Asistencia Pública, conocido como ex Posta Central.

En abril, tras dos meses de búsqueda, la Brigada de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) detuvo a los hermanos Miguel y Reinaldo Cortés Arancibia -de 24 y 30 años respectivamente- acusados del ataque. Ambos poseen antecedentes penales por robo. Fueron imputados por homicidio frustrado con agravante de odio. “El ataque habría sido por la expresión de género de Carolina Torres”, afirmó el fiscal Jefe de Pudahuel, Eduardo Baeza. Entre las medidas anunciadas por la Justicia se determinó que ambos permanecerán en prisión preventiva mientras se realiza la investigación. También se determinó que por las condenas previas de los imputados no podrán optar a penas sustitutivas.

Golpes e insultos en un bus

Luis Lillo, de 24 años, fue violentamente agredido por dos hombres mientras viajaba en una micro a su casa en Santiago el 9 de marzo, aproximadamente a las 9:30 am. Cuando el bus se detuvo en un paradero, los agresores se le acercaron, burlándose de su apariencia y de sus zapatillas moradas. Después lo insultaron y golpearon. Le gritaban “maricón”, “depravado” y “violador de niños”. También intentaron quitarle algunas de sus pertenencias. Varios pasajeros grabaron la golpiza y el chofer del bus se detuvo e intervino para detener a los agresores. Los dos hombres fueron expulsados del transporte y con la ayuda de algunas personas Luis fue trasladado a una comisaría para formalizar la denuncia. De ahí fue derivado a un hospital, donde se encontró con su familia. El diagnóstico revela una fractura nasal, varios hematomas y estrés post traumático.

Sebastián Rodríguez Rosas (19) y Felipe Aldea Muñoz (23) fueron detenidos varios días después. El 9 de diciembre fueron condenados a cinco años de presidio menor en régimen de libertad vigilada intensiva. La defensa logró la aplicación de la Ley Zamudio para este caso. “Los sujetos fueron condenados por el delito de robo con violencia consumado, aplicándose la agravante de responsabilidad del artículo 12, n° 21 del Código Penal que se estipula en la Ley Zamudio, porque Luis fue atacado por su orientación sexual”, explicó Mónica Arias, abogada del Movilh y representante legal de Luis.

También se les dictó la prohibición de acercarse a la víctima y la obligación de cumplir programas laborales y de tratamiento de violencia.

Para Oscar Rementería, vocero del Movilh, es una buena noticia que se aplicara el agravante. Sin embargo, considera que ante una agresión tan brutal, debería existir prisión efectiva. “Esto vuelve a reforzar la necesidad de reformar la Ley Zamudio”, indicó.

LesbOdio al salir de un bar

Catalina y Karina son pareja. El 12 de marzo el Movilh reportó que fueron golpeadas e insultadas cuando caminaban a casa, luego de salir de un bar en el barrio Bellavista. “Azotaron mi cabeza contra una muralla gritándonos ‘lesbianas asquerosas’, ‘maracas culiás’ y un sin fin de insultos más”, contó Catalina en redes sociales.

A su novia la lanzaron al suelo y la patearon. Los agresores huyeron al ver que unas personas se acercaban a esa calle, en la que antes solo estaban ellos y las chicas. Las víctimas denunciaron el caso ante la PDI, pero hasta ahora no se tiene registro de detenidos ni sospechosos.

Asesinan a cocinero gay y Justicia lo califica como “crimen pasional”

Aliro Andrade Almonacid, un cocinero gay de 64 años, fue encontrado muerto el 7 de marzo en su casa en Puerto Montt, en el sur de Chile. Apenas se supo del asesinato, su familia denunció como principal sospechoso a una persona que vivió unos días en casa de la víctima. El 16 de marzo, Bastián Alberto Chamorro Brito fue detenido e imputado como autor de los delitos de violación, homicidio simple, hurto simple y robo en lugar no habitado. El Juzgado de Garantía de Puerto Montt lo dejó en prisión preventiva.

En la audiencia de presentación, la fiscal Nathalie Yonsson indicó que los hechos ocurrieron entre la noche del 6 y la madrugada del 7 de marzo, cuando el imputado efectivamente se encontraba en casa de Aliro. Lo golpeó, agredió sexualmente y “oprimió el cuello con sus manos hasta dejarlo inconsciente”. Yonsson precisó que la causa de la muerte fue asfixia por sofocación con signos de estrangulación. Después se fue de la casa, pero le robó su celular y también un llavero que utilizó para entrar al lugar donde trabajaba Aliro. De ahí sacó 60 botellas y latas de bebidas alcohólicas.

La fiscal cree que se trató de un “crimen pasional”. Para este caso se fijó un plazo de investigación de 100 días, a fin de “determinar si se está ante figuras simples o ante figuras calificadas, como alguna circunstancia agravante del motivo de la condición sexual”, señaló la fiscal a la prensa.

Lo golpearon y le marcaron una esvástica

Matías Mella, un varón trans de 18 años, fue atacado y golpeado por unos encapuchados. También le dejaron una marca física de por vida: una esvástica nazi que le dibujaron con un vidrio en su brazo izquierdo, a la fuerza.

“Estaba en una plaza escribiendo en un cuaderno cuando se me acercaron estos tipos a pedirme un cigarro. Les dije que no tenía y ahí se me vinieron encima a insultarme y golpearme. Me gritaban ‘lesbiana, te vamos a matar’ y ahí trataron de inmovilizarme para marcarme. No sé de dónde saqué fuerzas, pero agarré a uno de ellos por donde más le duele a los hombres y ahí lo apreté. Al otro lo pateé y pude salir corriendo”, relató la víctima a Presentes.

La esvástica es el mismo signo que utilizaron los asesinos de Daniel Zamudio hace siete años, cuando lo golpearon hasta matarlo en el Parque San Borja de Santiago.

Tras la denuncia, el OS9 de Carabineros tomó el caso e inició la investigación. Hasta la fecha no hay detenidos.

Asesinan a una trans a puñaladas

Brenda Plaza Vallejos, una mujer trans de 42 años, fue asesinada a puñaladas en Valparaíso. 

Vecinos del cerro Polanco encontraron su cuerpo cerca de las 22:30 del lunes 8 de abril.

El 18 de abril, la PDI informó sobre la detención de una mujer de 41 años, cuya identidad no fue revelada, como la presunta autora del crimen. En una nota de prensa, la institución señala que los antecedentes de este caso “sindican el consumo de drogas y alcohol como el móvil principal, lo que provocó una discusión entre ambas personas en el lugar, finalizando con la agresión de la mujer en contra de la víctima y causándole la muerte”.

La imputada fue puesta a disposición del Juzgado de Garantía de Valparaíso para su respectivo control de detención. Presentes se comunicó con el departamento de Comunicaciones de la PDI para actualizar la información, hacer seguimiento al caso y saber en qué fase está el juicio, pero no hubo respuestas.

Mujer trans pierde un ojo tras un ataque

Francisca Guzmán Becerra, una mujer trans de 30 años, fue atacada por un vecino en San Antonio, a golpes y latigazos con cadenas y candados.

Francisca fue ingresada a urgencias en el Hospital Claudio Vicuña y luego fue trasladada al centro médico El Salvador, en la Región Metropolitana, pero perdió un ojo.

La madre de la víctima, Luz Becerra, dijo al Movilh que a su hija la trataron de “maricón” mientras la golpeaban. La organización derivó todos los antecedentes disponibles a la Subsecretaría de Prevención del Delito para que brindaran orientación legal y psicológica a la víctima y a su familia. También interpusieron una denuncia, pero hasta la fecha no hay responsables.

Ataque homofóbico en una tienda

Sergio Acosta y José Luis Campos son los propietarios de una tienda electrónica ubicada en el pueblo de Navidad, en la Región de O´Higgins. También son pareja, y el 20 de mayo el Movilh divulgó un video captado por la cámara de seguridad de la tienda, donde quedó grabado el momento en que tres clientes los atacaron violentamente.

Según el Movilh, uno de los hombres se arrepintió de comprar un producto y pidió que se lo cambiaran por uno de menor valor, pero este se negó a devolver la primera boleta que le habían entregado y que debía ser anulada. Cuando Sergio intervino para buscar una solución y evitar que otros clientes se vieran afectados, la reacción violenta de los agresores fue instantánea.

“Sin provocación, sin insultos ni discusión previa, estos tipos se ensañaron con Sergio dándole golpes de puños y pies en un acto de cobardía nunca visto en la zona y acompañado en todo momento de insultos homofóbicos”, relató José Luis.

La pareja denunció los hechos ante Carabineros. Los tres hombres fueron detenidos pero según el Movilh, a las pocas horas quedaron en libertad y con una sola obligación: pagar una multa.

Ataque homofóbico y de Carabineros

El 20 de junio, Víctor Araya y José Gómez fueron agredidos por un compañero de trabajo por su orientación sexual y porque son pareja. El agresor fue identificado como John Arias.

Según consigna el Movilh, todo empezó porque José escuchó que John hablaba con alguien por teléfono, lo mencionó en la conversación y dijo “le voy a cortar la cara al maricón”.  Después llegó Víctor y se desató una discusión. John le dio un cabezazo y le gritó: “Te pego por maricón”. El Movilh no especificó dónde ocurrió el ataque.

Cuando formalizaron la denuncia, un Carabinero le dijo a José que se calmara porque ellos “no son paramédicos”. Después se negó a darle la mano a Víctor insinuando que podía tener alguna enfermedad. “Además, el mismo policía entregó antecedentes erróneos en la constancia de los hechos. Es una situación triste y lamentable y que demuestra la persistente y repudiable homofobia de Carabineros de Chile”, consigna el Movilh en su reporte. El agresor no fue detenido y la denuncia no fue investigada por la policía.

Ataque a una lesbiana en una plaza

“Quiero funar a estas personas que le hacen daño a la comunidad lgbt. Ayer estaba en una plaza y dos mujeres me agarraron, me pegaron en el ojo, labio y me rasguñaron con piedras en el brazo. Todo pasó muy rápido y no pude reaccionar”, escribió Martina Vercellinor el 5 de julio en su cuenta de Instagram, junto a unas fotos de los golpes que le dejaron en la cara y el cuerpo.

Presentes no pudo corroborar si Martina formalizó la denuncia ante Carabineros, pues intentó comunicarse con ella pero no contestó las llamadas. El Movilh tampoco lo consigna en su reporte. El 6 de julio, al informar sobre la agresión en su página web, la organización aseguró que el Municipio de Las Condes, donde ocurrió este ataque, “ya está al tanto de lo ocurrido, por lo que espera dar con la identidad de las responsables”.

La atacan con un machete por ser trans

A Scarlet Pérez Mariangel, una mujer trans, le cortaron una oreja al atacarla con un machete el 9 de julio. Scarlet estaba haciendo dedo en el Peaje Lateral Sur, en la comuna de San Carlos de la región de Ñuble y un camión de carga paró para llevarla.

“Todo iba bien hasta que el chofer se percató de que Scarlet era trans. Al instante comenzó a hablar mal de las personas trans y tomó un machete para agredirla”, explicó a Presentes Paola Laporte, vocera de Movilh-Biobio.

Después del ataque, Scarlet habló con el diario Crónica de Chillán y dijo que el chofer le dio con el machete directamente en la cabeza: “Caí inconsciente en ese momento y aprovechó de patearme, de cortarme la oreja y la cara. Cuando reaccioné tenía el machete en la cara y me decía que me iba a matar”.

Scarlet logró escapar y pidió ayuda. El Movilh la asistió para formalizar la denuncia. Presentes confirmó que hasta la fecha no se conoce la identidad de su agresor.

Entre cuatro la golpearon con palos

Isidora Contreras, una mujer trans, fue atacada por cuatro hombres en el paradero 25 de Gran Avenida en Santiago. Ocurrió el 24 de agosto, cuando Isidora esperaba un bus y los atacantes se bajaron de un automóvil gritándole “caballo”.

“Le pegaron con un palo en la cara hasta que quedó inconsciente, con daños severos en su nariz, labios y piernas. También quedó con un dedo lesionado en su mano izquierda. Al despertar, transeúntes la ayudaron y la llevaron a constatar lesiones a un centro médico y a Carabineros”, contó Paz Becerra, abogada del Movilh. No hay detenidos por este caso.

Adolescente trans asesinado a puñaladas

Leandro Parra Hermosilla, un joven trans de 15 años, fue asesinado el 19 de septiembre en una fiesta en Coyhaique, una ciudad ubicada al sur de Chile. Testigos dijeron a Fiscalía que ocurrió en medio de una riña, cuando la víctima intentó detener un ataque a otro adolescente y lo hirieron por intervenir.

Un menor de edad fue imputado el 21 de septiembre en el Juzgado de Garantía de Coyhaique por la presunta autoría del asesinato y por lesiones menos graves en contra del otro adolescente herido.

Según información del Ministerio Público, tras escuchar los antecedentes recabados por la Fiscalía, los jueces determinaron internar al imputado en un centro del Servicio Nacional de Menores (Sename), organismo estatal encargado de la protección de derechos de los menores de edad y adolescentes ante el sistema judicial. También determinaron un plazo de 90 días para la investigación.

Golpeadas en el Metro

Una pareja de lesbianas denunció que un hombre las golpeó en el Metro de Santiago.

La versión del Movilh indica que se les acercó burlándose, tras verlas abrazadas en uno de los trenes en la estación Manuel Montt. Tiare Abarca, una de las afectadas, relató al Movilh que antes de que se bajaran en la estación Universidad de Chile, el agresor empujó a su pareja, ella le advirtió que tuviera más cuidado y él la increpó: “Cállate maricona culiá’”.

“Ante el insulto, tomé a mi pareja del brazo para irnos, pero el tipo me pegó un combo en el rostro. No contento con eso, se lanzó sobre mi pareja para golpearla. Tuve un segundo intento fallido por sacarla del conflicto, pero el tipo me pegó un segundo combo, esta vez en el ojo. Caí hacia atrás, sobre el vagón, que estaba detenido. De no ser así, me habría tirado a las vías”, contó Tiare.

Personal de seguridad de Metro intervino en la golpiza y se llevó al agresor. Presentes intentó comunicarse con la institución pero saber si fue puesto a disposición de la Justicia, pero no hubo respuestas hasta el cierre de esta nota.

Lo golpearon y violaron entre cinco

Herman Viranlicelo denunció que cinco hombres lo golpearon y violaron en Puerto Montt el 17 de noviembre. En un video testimonial difundido por el Movilh, Herman cuenta que estaba cerca de una pampa donde no había nadie, caminando con una bandana de la bandera lgbt en su frente. “Salió a caminar, cerca de una Comisaría, pensando que era seguro. En ese instante fue abordado por unos cinco sujetos. Lo golpearon y violaron hasta dejarlo inconsciente”, contó José Arcos, vocero del Movilh Aysén.

Herman despertó en un hospital, donde le informaron que funcionarios policiales lo habían encontrado tirado en la carretera, al parecer atropellado. Arcos confirmó que hay un detenido por este caso y que el Ministerio Público dispuso un plazo de 90 días para la investigación.

Tres hombres atacan a golpes a trabajadora sexual trans

El 19 de diciembre, Gema Vargas Mancilla, una trabajadora sexual trans de 30 años, fue atacada por tres hombres en una plaza de Puerto Montt. A las 16:30, esperaba un bus que la llevaría de vuelta a su casa en Chaqueihua, una localidad rural ubicada a 113 kilómetros de esa ciudad a la que suele ir con frecuencia. Gema quedó con heridas en todo el cuerpo y en la cara. Le fracturaron la nariz y la mandíbula. Todavía se recupera de la golpiza. La Fiscalía investiga el caso, con uno de los agresores detenido.

La fiscal Ana María Agüero informó a la prensa local que fue imputado por el delito de lesiones graves. José Arcos, vocero del Móvilh Aysén reiteró que trabajarán para que se aplique la agravante de la ley Zamudio, pues creen que el transodio motivó la golpiza.

]]>

27 de enero de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario