Les estudiantes del bachillerato trans Mocha Celis se convierten en activistas

El programa de estudios dura tres años y les estudiantes egresan con el título de Perito Auxiliar en Desarrollo de las Comunidades.

18 de diciembre de 2019

Por Martha Farmelo, Manuel Mireles y Eugenia Velázquez*

El Bachillerato Popular Mocha Celis es la primera escuela secundaria para personas travesti-trans del mundo. Fue fundada en el 2011 y su misión es promover la inclusión de personas travesti-trans en la educación formal, para subsanar la brecha de oportunidades y la discriminación estructural que enfrentan. Empodera a sus estudiantes con educación gratuita y de calidad; forma líderes que potencian el movimiento travesti y trans; y promueve la integración en la fuerza laboral con estrategias diversas. 

El programa de estudios dura tres años y les estudiantes egresan con el título de Perito Auxiliar en Desarrollo de las Comunidades, lo cual les permite seguir sus estudios en cualquier institución del país. Es un espacio no exclusivo, en el cual estudian personas trans, cis, disidencias y otras identidades como pueden ser personas migrantes, afrodescendientes, madres solteras y más

La materia de Desarrollo de las Comunidades, que se da en tercer año, aporta en forma concreta al desarrollo de la capacidad de gestión y participación comunitaria y política, particularmente de las personas travesti trans. En el contexto de esta materia, les estudiantes reflexionan colectivamente sobre la participación política y social desde el enfoque de los derechos humanos, identificando situaciones problemáticas que les resulte necesario abordar desde una perspectiva comunitaria.

Este año, cada estudiante analizó y compartió un problema social que, personalmente, le resultara importante. Se discutieron, entre otras temáticas, la basura en la ciudad, el deterioro ecológico, dificultades en la comunicación entre las personas y la violencia de género. Dos de ellas se seleccionaron colectivamente para trabajar a nivel grupal y diseñar proyectos participativos que abordaran estas situaciones específicas: la situación de vulneración de derechos a la educación las personas travestis/trans y el consumo problemático.

Con las compañeras de El Gondolín 

Este año les estudiantes diseñaron una acción para ampliar la participación del colectivo travesti-trans en la educación pública. Para implementarla trabajaron articuladamente con el Hotel Gondolín, una pensión de tres pisos y 20 habitaciones, en Villa Crespo, recuperada por el colectivo que la administra hace más de 15 años de manera auto-gestionada. 

[LEE TAMBIÉN: Hotel Gondolín: una alternativa de vivienda para travestis y trans en Buenos Aires]

El martes 5 de noviembre del 2019 les estudiantes realizaron un encuentro junto con aproximadamente 70 residentes del hotel, para charlar sobre la importancia del acceso a la educación y compartir información sobre la oportunidad de completar la secundaria en “La Mocha Celis”. Relataron sus propias experiencias de violencia y exclusión del sistema educativo formal, lo que devino en elegir “La Mocha” como un espacio de estudio en el que se respeta la identidad sexual, se trabaja desde la perspectiva de género y desde la educación sexual integral con perspectiva de disidencias sexuales. Ese día 12 residentes del Gondolín se anotaron para matricular y estudiar en la Mocha Celis. 

Con respecto a la temática de consumo de drogas, se decidió realizar una actividad para la comunidad educativa de “La Mocha Celis”, con el fin de reflexionar conjuntamente sobre las causas y las consecuencias de las adicciones y el consumo en términos amplios. Se desarrolló un encuentro con la participación de Vientos de Libertad, una asociación civil que ofrece un espacio dedicado exclusivamente a la prevención y a la concientización en escuelas y en espacios públicos. Y brinda en sus casas contención y rehabilitación, para personas y familias, que atraviesan alguna situación problemática con las adicciones.

La Mocha “mueve”

Les estudiantes notaron que en el encuentro en el Gondolín la presencia de identidades travesti-trans, no binarias y cisgénero dio cuenta de la diversidad de la población que asiste a la escuela y la experiencia de inclusión que se vive ahí. Sobre el taller con Vientos de Libertad, evaluaron positivamente los relatos compartidos en primera persona sobre situaciones de consumo y de rehabilitación, la atención prestada al intercambio, la cantidad de preguntas planteadas y el interés expresado posteriormente para seguir en contacto con la organización. 

Estas actividades ponen en práctica la perspectiva de “La Mocha” sobre la importancia de abordar territorialmente la re-significación positiva del accionar político y generar activismo desde la mirada de las disidencias sexuales. Les estudiantes expresaron que se sintieron actores capaces de incidir sobre la realidad del colectivo travesti-trans. 

*docentes del Bachillerato Mocha Celis

18 de diciembre de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR