Travesticidio: La Chicho fue asesinada de 14 puñaladas en La Plata

La Chicho, una trans de 49 años, fue asesinada de 14 puñaladas en La Plata el 26 de octubre.

31 de octubre de 2019

(Noticia en progresión)

Por Rosario Marina, desde La Plata

El video en blanco y negro que capta la muerte de La Chicho Chirinos, una trans de 49 años, es de una casa de sepelios. El asesino, Tomás Cerletti, ataca por la espalda, patea, vuelve a apuñalar. La saña se siente en una filmación sin sonido. La Chicho cae al suelo, pero Cerletti le sigue clavando el cuchillo varias veces más. Hasta que la deja tirada y se va.

Fue el sábado 26 de octubre a la madrugada en la zona de la terminal de micros de La Plata. Alguien llamó al 911. El crimen había ocurrido en plena vereda, sin ninguna intención de esconderse. 

El director del Hospital San Martín, Alberto Urban, explicó: «Ingresó a las 4.45am del sábado, y murió por shock hipovolémico en la madrugada del domingo. Es decir: se desangró, a causa de las puñaladas».

Cerletti tiene 22 años y está preso, acusado de homicidio doblemente calificado por ensañamiento y alevosía. La policía lo encontró fácil: sólo tuvo que seguir la sangre y llegó a una puerta. Abrió y vio a un hombre lavando ropa ensangrentada. Era el padre de Tomás. 

En ese lugar también había armas: una carabina 22; una escopeta del 12; un revólver 22  (los tres sin numeración visible); una pistola y tres cargadores; proyectiles de distinto calibre; dos rifles de aire comprimido 5 y medio, y dos plantas de marihuana. En el vivero con las plantas estaba el cuchillo con el que Tomás Cerletti había matado, minutos atrás, a La Chicho. Al padre se le abrió una causa por tenencia de armas. 

Del rumor policial

“Al mediodía del sábado el acusado ya estaba aprehendido. A la tarde le pedimos su detención a la jueza Marcela Garmendia. Él se negó a declarar”, dijo a Presentes el fiscal de la causa, Marcelo Romero. Las primeras versiones de por qué Cerletti asesinó a La Chicho hablaban de un comentario: “El tipo me dijo qué lindo que sos, y yo lo pinché”, dijo un hombre que estaba preso en la comisaría que dijo Cerletti. La policía se hizo eco.  

En todos los medios donde salió la noticia, nadie mencionó que era una chica trans. Los medios hablaban de “un homosexual”. Y explicaban: “lo mató porque le dijo ´qué lindo que sos´”. Esa frase que alguien había escuchado en la comisaría, la que tomó la policía para intentar adjudicar un móvil al crimen. 

El fiscal valoró esa versión, pero no le dio mucha credibilidad: “Hay una saña tal que no se condice con un piropo”, explicó. Para la Justicia, el móvil no estaba claro, ni aún lo está. La única información de La Chicho que obtuvo la policía Bonaerense, a través de Facebook, fue que “tenía 42 años y militaba en asociaciones anarquistas”. Información errónea: La Chicho tenía 49 años y no militaba. 

LEER MÁS: Trans detenida sin condena quedó parapléjica y denuncia torturas

“Me podría haber pasado a mí”

Las otras chicas que sobreviven con trabajo sexual cerca de la terminal de ómnibus platense  tienen miedo. “Si a ese tipo lo sueltan, nosotras vamos a estar en peligro. Vive a la vuelta de mi casa”, contó una de ellas a Presentes. Dicen que conocían a La Chicho de un hola y chau. Se enteraron por los medios. Vieron el video de la cámara de seguridad. Y ahora tienen terror: “Me podría haber pasado a mí”, piensan. 

31 de octubre de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR