Con insultos homofóbicos, la Policía de Salta reprimió a jóvenes en un festival

Miembros de la Brigada de Infantería de la Policía de Salta detuvieron a jóvenes que participaban del festival "A Mover", cuyo cierre estuvo a cargo de la cantante Sara Hebe.

23 de septiembre de 2019

Por Elena Corvalán, desde Salta 

Miembros de la Brigada de Infantería de la Policía de Salta detuvieron en la noche del sábado 21 a jóvenes que participaban del festival “A Mover”, cuyo cierre estuvo a cargo de la cantante Sara Hebe. Como en las épocas de la dictadura, a al menos dos les cortaron el pelo con cuchillos tipo sierra mientras pretendían insultarlos calificándolos de homosexuales.

Testigxs del operativo policial contaron a Presentes que cerca de la medianoche, cuando ya el festival estaba en sus finales, la Policía se apostó detrás del público y comenzó a desalojarlos, obligando al cierre anticipado de la actividad.

Luego, cuando comenzó la retirada de la gente, los policías iniciaron una suerte de cacería, deteniendo a algunas personas. Un grupo de jóvenes vio que se llevaban a unas chicas, aparentemente por ser lesbianas, y comenzaron a filmar el operativo. En esas circunstancias la represión se volvió contra ellos. “Nos persiguieron por filmar cómo se llevaban a un grupo de chicas que salían de manera pacífica del recital”, contó uno de los chicos. Todxs lxs involucradxs pidieron que se reserve sus identidades, porque temen que la Policía tome represalias.

No se sabe exactamente cuántas personas fueron detenidas. Lxs presentes calculan que fueron diez. Algunxs de lxs detenidos relataron momentos de maltrato y crueldad: a un chico le quitaron la bicicleta, la arrojaron a un costado y lo llevaron detenido. A otros dos les cortaron el pelo, con particular ensañamiento con uno que tenía rastas. Todo esto mientras les proferían insultos homofóbicos.
En el operativo hubo incluso disparos al aire. En un video tomado por testigxs, se observa que un policía golpea con la puerta del furgón policial a un joven que los filmaba.

[LEE TAMBIÉN: Salta: Policía atacó a una mujer trans en plena calle]

Uno de los detenidos contó que tras los disparos los persiguieron y que los policías incluso entraron a una casa particular, sin orden de allanamiento, y sacaron a uno de los chicos que los había filmado.

Contaron que en el móvil los obligaron a permanecer de rodillas, que les tomaron fotografías mientras estaban así. Recién a las 3 de la mañana recuperaron la libertad, ya desde la Alcaidía de la Ciudad Judicial.

Algunos de los detenidos manifestaron su intención de denunciar el maltrato que sufrieron, lo que se haría este lunes. Por pedido de uno de los detenidos, la abogada María Laura Postiglione, presidenta del Observatorio de Violencia contra las Mujeres, los ayudó y los orientó para conseguir atención médica y saber qué pasos seguir. Postiglione aclaró a Presentes que su actuación es personal, como amiga de este joven.

Ni el Ministerio de Seguridad de la provincia ni la Jefatura de Policía respondieron las consultas de los medios, incluido Presentes. Recién cerca de la medianoche, el área de prensa de la Jefatura de Policía emitió un informe en el que aseguró que “efectivos del Sector 5 hicieron cesar un festival con más de 400 concurrentes”. De acuerdo al parte policial, esta acción se debió que “ingerían alcohol en la vía pública”, por lo que también clausuraron un local comercial.  La Policía indicó que intervino luego de que una adolescente fuera atendida en el Hospital Materno Infantil por un coma etílico. En cuanto a los acusaciones por maltratos de parte de la Policía, la fuerza se limitó a afirmar que “no hay denuncias oficiales de ello”, ante la consulta de Presentes.

Solo el ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia informó que instruyó al secretario de Derechos Humanos, Federico Uldry, para que mañana se reúna con los damnificados y “vea qué es lo que hay que hacer.”

“Esta gente habló conmigo y obviamente, como ministro de Derechos Humanos estoy a disposición de ellos”, aseguró el ministro.
Organizaciones sociales, el mismo Centro Pata Pila, Mujeres Trans Autoconvocadas (MTA), JESeR, el Partido de los Trabajadores Socialistas-Frente de Izquierda Unidad y la organización Pan y Rosas emitieron un comunicado de repudio a “la represión, persecución y violencia institucional ejercida por la Policía de Salta” y responsabilizaron a los gobiernos de Juan Manuel Urtubey y del intendente Gustavo Saénz “por sus prácticas represivas hacia las juventudes, la mujeres y las disidencias”.

En el comunicado informaron que la Policía irrumpió en el festival ordenando a los organizadores que lo concluyeran o de lo contrario iban a reprimir. “Ante estos hechos, se suspendió el festival y la Policía de la provincia de Salta persiguió, detuvo y torturó a quienes salían del festival”, aseguraron las organizaciones, que anticiparon que harán denuncias ante el Ministerio de Seguridad, la Fiscalía de Derechos Humanos y al Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia.

Las organizaciones también invitaron a acercarse a quienes hayan sufrido violencia policial en el festival para ofrecer acompañamiento o dar testimonio.

23 de septiembre de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR