Golpearon e insultaron a joven gay en la calle: "esto te pasa por puto"

El domingo 25 por la madrugada a Xoaquín López (29) lo golpearon. Fue en la zona de San Francisco Solano, Quilmes, provincia de Buenos Aires. Le pegaron por homoodio.

27 de agosto de 2019

Por Lucas Gutiérrez  El domingo 25 por la madrugada a Xoaquín López (29) lo golpearon. Fue en la zona de San Francisco Solano, Quilmes, provincia de Buenos Aires. Le pegaron por homoodio. No es la primera vez que los agresores atacan a Xoaquín. “Basta de homofobia, basta de intolerancia”, dijo López en un video que subió a sus redes denunciando el ataque. “Acompañé a mi marido a tomar el colectivo a la avenida Donato Álvarez. Él tomó el colectivo y yo fui al kiosco por la Donato y calle 840. Ahí aparece esta mujer con su prima y un varón que no sé si es su hermano o su pareja. Cuando los veo atino a cruzarme de vereda pero no me dio tiempo, él me cortó el camino y me agarró del cuello”, dijo a Presentes Xoaquín. Contó que mientras ellas observaban y el hombre le pegaba, le decían todo tipo de insultos, pero en especial: “Esto te pasa por puto”. Xoaquín contó que no es la primera vez que esta mujer de apellido Molina y sus conocidos lo agreden. “Me tenía del cuello, me cortó el aire y yo no podía respirar. Cuando quiero zafar me pega una piña muy fuerte en la boca y es ahí donde caigo al suelo y mi cabeza da contra el asfalto”, explicó a este medio.

 

Sin ayuda del 911

Xoaquín volvió al kiosco pidiendo que lo ayuden ya que por el mareo tambaleaba. Cuando llegó a su casa llamó al 911: “La mujer que me atendió me trató de manera muy soberbia, dijo que me iba a mandar un móvil pero cuando corté me di cuenta que no me había pedido ni mis datos ni mi dirección”. El móvil nunca llegó. Camila Fernández, militante trans de La Cámpora Diversia, acompañó a Xoaquin a realizar las denuncias. “A veces cuando vas a la comisaría te revictimizan, te hacen preguntas que no deben. Fuimos a la fiscalía tuvimos una mejor atención, aparte en un momento se acercó un empleado del poder judicial que también es homosexual que también nos pudo contener”, explicó. La denuncia de momento quedó radicada en la Fiscalía de Instrucción y Juicio Nº 11. “Después fuimos al Cuerpo Médico que se encuentra en la zona del triángulo de Bernal. No me revisaron, me miraron y dijeron que veían que tenía el golpe en la boca y la apretada en el cuello. Nada más”, dijo López quién se encuentra desempleado. “Al hospital de Solano tampoco fui. Para que te vean te tenés que estar muriendo”, agregó.

Reincidencia y denuncia sin consecuencias

“Esta es la segunda vez que ellos me agreden. La anterior fue hace unos años. Presenté denuncias en comisaría y fiscalía y no encontraron pruebas suficientes para hacer algo”, dijo Xoaquín. Mientras evaluaba si pedir protección policial para la zona, Xoaquín dijo: “Ahora si salgo de mi casa tengo que hacerlo acompañado. Llamo a mis hermanas, me tienen que venir a buscar. No salgo solo. Porque yo sé que tarde o temprano me los voy a cruzar. Viven a dos cuadras. Las dos chicas miraban e insultaban. No me robaron, no me sacaron las zapatillas ni la campera. Fue odio”. Juano Beni, artivista de la zona de Quilmes, agregó: “Si voy caminando de la mano de mi compa, si le doy un beso, puedo llegar a recibir un ataque. Es parte de un cotidiano estar alerta. Está ese miedo porque a les compañeres les pasa que los violentan, a mí alguna vez e han gritado algo ya que el acoso verbal también existe”. Beni también reforzó el hecho que en la zona hay movimientos de diversidad unidxs: “Se viene la cuarta marcha del orgullo en Quilmes el 28 de septiembre. Esperamos el doble de gente que el año pasado”.]]>

27 de agosto de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR