Papá y mamá trans: la historia de la familia argentina que llegó a cómic

La vida de Karen Bruselario y Alexis Taborda, el primer hombre trans argentino en gestar a su hija, forma parte de la Colección Historias Reveladas de Aguará Colectivo Editorial, que se presentó en la Biblioteca Nacional en Buenos Aires.

14 de agosto de 2019

Por Gisela Romero La vida de Karen Bruselario y Alexis Taborda, el primer hombre trans argentino en gestar a su hija, forma parte de la Colección Historias Reveladas de Aguará Colectivo Editorial, que se presentó en la Biblioteca Nacional en Buenos Aires. “Génesis. La historia de Karen y Alexis” es el título de la historieta que cuenta cómo esta pareja conformada por una mujer trans y un hombre trans se conocieron, se enamoraron, y decidieron formar una familia. Cómo fue el embarazo de Alexis, que trascendió los límites de Victoria, la ciudad entrerriana donde viven, y llegó a medios internacionales bajo el título del “primer hombre embarazado”, hasta la militancia de ambos en el colectivo LGBTIQ+. “Es la primera vez que una historieta muestra la historia de una familia trans, y de un hombre trans que lleva un embarazo adelante”, destacó Alexis al dialogar con Presentes. Y Karen sumó: “Nos pareció genial que tenga una veta pedagógica y que se enseñe desde la historieta. Es la primera vez que recibimos este tipo de propuesta, y esta visibilidad no es para nosotres, sino para nuestra lucha. Encarar a les chiques con diferentes temáticas de lucha es fantástico”. Sucede que los títulos están pensados para ser trabajados en las escuelas primarias y secundarias y por este motivo cuentan con estrategias didácticas para desarrollar en las aulas. “Qué importante sería que las escuelas trabajen con esta información. La lucha es educar, acompañar y respetar la mirada de los otros y que esos otros respeten nuestra mirada también”, dijo Alexis. “Que se cuente nuestro amor, nuestra lucha y militancia, la exclusión social que tenemos y el no poder acceder a un trabajo, es muy bueno, porque se da otra mirada de nosotres como seres humanos, que hemos padecido y transitado el camino de no tener”, sumó Karen.

 Alexis y Karen

Karen es nacida y criada en la ciudad de Victoria. De niña, jugaba con muñecas y pasaba horas en la habitación de su abuela, que tenía un ropero antiguo, con un espejo grande donde se sentía princesa. Usaba los vestidos y los zapatos de la madre. “Mi vida, en la infancia era solitaria porque lo que me gustaba jugar a mí no estaba bien para los demás”, recordó. A partir de los 7 años comenzó a cambiar. Para cuando cumplió 14 se autopercibía mujer. “El nombre Karen lo elegí porque mis sobrinos, cuando eran más chicos, me llamaban Kar y mi nombre anterior era muy similar. Entonces quería que a ellos se les hiciera más fácil nombrarme”, reveló a Presentes. Alexis nació y creció en Rosario, provincia de Santa Fe. Desde siempre se sintió varón. “Lamentablemente siempre me vestían como nena, aunque yo quería levantarme un día y tener pene”, contó a este medio. Su infancia, dice, fue buena, de pasar horas jugando a la pelota con los chicos del barrio, yendo a los videojuegos o a competir al metegol. “Mi familia era súper cristiana. Entonces lo malo era que me pusieran vestidos, los domingos, para ir a la Iglesia o que mi vieja me obligara a ponerme zapatos. Eso era lo que más me dolía”, rememoró. Con el correr de los años, Alexis decidió seguir sus sentimientos: “Elegí mi nombre porque me parecía que era unisex, que no iba a ser del todo hombre ni del todo mujer, porque siempre quise conservar mi parte biológica que es femenina. Y cuando fui a iniciar el cambio de DNI dije que me llamaba Alexis”. Karen y Alexis se conocieron el 9 de mayo de 2012. Ese día el Congreso de la Nación aprobó la Ley de Identidad de Género y ambos habían viajado para participar de la vigilia. Pero debieron pasar seis meses hasta que volvieran a cruzarse en la Marcha del Orgullo, en Rosario, donde tuvieron el primer encuentro. Por entonces, Alexis militaba en la mesa trans del Movimiento Evita, y Karen en la comunidad trans de Rosario. “Llegué con un vestido de la diversidad y una bandera que decía: Victoria Entre Ríos. Él me hizo seña de que lo salude y me dio un piquito. Pero me fui. No conocía qué era un varón trans y me dio miedo, pensaba que lo nuestro no iba a poder ser, pero el destino hizo que hoy seamos familia”, relató Karen.

La llegada de Génesis

“Una noche estaba mirando una novela y Karen me dijo: el día que tenga una hija le voy a poner Génesis. Pasó un mes y le propuse que tuviéramos un hijo. Empezamos a buscarlo y el 24 de marzo de 2013 hicimos el primer test de embarazo y nos dio positivo”, reveló Alexis. “Estuvimos más que felices aunque con miedo por cómo iba a recibir la sociedad esta noticia. Pero fue puro amor y esta familia se formó con este amor que nos tenemos los tres”, celebró. Hoy, Alexis y Karen junto a su pequeña, Genésis, comparten la vida en Entre Ríos, el deseo de sobrevivir a su vida de dolor y de postergaciones. Y también comparten el activismo en el colectivo LGBTIQ+, integrando la comisión de Familias Entrerrianas LGBTIQ+ y Diversas y militando en la agrupación Diversidad Victoria. Karen, además, es secretaria de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias. Y Alexis fue candidato a secretario general adjunto en la lista Agrupación Violeta y Verde-Ate Entre Ríos, que encabezó Nely Fabre, y que se presentó en las elecciones del gremio el  7 de agosto.

Diversidad de experiencias

“El aguará es el lobo de crin que, al igual que nuestros cuadernos, deambula por el litoral argentino y tal como cuenta la leyenda, una vez que se ha oído su aullido no se lo puede olvidar jamás. La decisión de llamar a este proyecto editorial Aguará, que en lengua guaraní significa gran lobo rojo, nace de la necesidad de delimitar una identidad territorial y cultural para nuestras publicaciones”. Con este párrafo comienza el Manifiesto del Aguará, que da sentido al colectivo editorial conformado por Sabra Gullino, Beatriz Schiffino, Jimena Esborraz, Alfredo Hoffman y Matías Gómez. “Nos encontramos por ser compañeros de militancia en H.I.J.O.S. Rosario y Paraná, por la docencia, la comunicación y la ilustración”, explicó Sabrina Gullino, guionista e ilustradora de Génesis, en la presentación de las historietas en la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Aguará es un colectivo editorial que produce historietas destinadas a visibilizar la lucha por los derechos humanos, la identidad, la cultura LGBTIQ+ y la diversidad. Desde su nacimiento, el 3 de junio de 2018, y hasta la actualidad la Colección Historias Reveladas está conformada por cinco títulos: Mi Nombre es Ana; Pelea de Fondo; Isabel, Siempre de pie; Todos sabíamos y Génesis. “Estas historietas fueron pensadas como una respuesta y como un desafío de encontrar la manera artística y pedagógica de dar la disputa de los sentidos”, precisó Sabrina. “Entre todes pensamos a la historieta como una herramienta pedagógica para trascender la cuestión del campo popular y de la militancia, e ir un poquito más allá y meternos a dar la disputa de los sentidos adentro del espacio áulico. Por eso, en su estructura, los Aguará están pensados para ayudar a los y las docentes a poder trabajar con las problemáticas que tienen que ver con la vulneración de los derechos humanos”, agregó. Beatriz Schiffino, docente y guionista de Mi nombre es Ana, mencionó: “Las historias son marginales y esto es algo que caracteriza a la propuesta. Marginales en el sentido de estar en los bordes de la ciudadanía”. “Nuestra producción incluye temáticas de Educación Sexual Integral y género, pero también de vulneración de derechos humanos en general, por eso la importancia de contar historias que reflejan las luchas”, ahondó Schiffino. La presentación en Buenos Aires, organizada por la asesora del grupo editorial Judith Gociol, reunió a comunicadores y comunicadoras sociales, historietistas, politólogas, docentes, investigadoras, documentalistas, colectivos de humor, cineastas, guionistas, integrantes de portales digitales que abordan temas con perspectiva de género y de sitios sobre educación feminista así como editoriales independientes, una productora de contenidos populares y la Correpi. La necesidad de “tender lazos” y de “pensar el arte como una herramienta política” fueron algunas de las ideas planteadas por los presentes, tanto como apostar a futuros encuentros.]]>

14 de agosto de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR