Una ONG evangélica adoctrina contra LGBT en escuelas paraguayas

Una investigación conducida por el medio paraguayo El Surtidor reveló que en los últimos 7 años, la ONG relacionada al movimiento “pro-vida” utilizó dinero del Estado para difundir información falsa a miles de estudiantes de colegios de Paraguay

29 de abril de 2019

Por Juliana Quintana

Fotos: El Surtidor y ONG Somos Pytyvohára

“La homosexualidad no es normal. Aproximadamente, un 2% de la población es homosexual. Por tanto, estadísticamente no es normal, en el sentido de que no está muy difundida. Además de esto, no es normal tampoco en términos de la función natural”. Así lo sostiene la revista de la ONG evangélica Decisiones titulada Sexo, un plan perfecto de octubre de 2017 que todos los años recorre los colegios públicos y privados del país brindando charlas sobre sexualidad con dinero público.

Una investigación conducida por el medio paraguayo El Surtidor reveló que en los últimos 7 años, la ONG relacionada al movimiento “pro-vida” utilizó dinero del Estado para difundir información falsa a miles de estudiantes de colegios de Paraguay. A través de charlas impartidas a colegios de todo el país, Decisiones sostiene que el uso de preservativos es inefectivo como método anticonceptivo y como protección de las infecciones de transmisión sexual, que las mujeres son responsables de sus violaciones, que la pornografía es una degradación de la sexualidad y que la homosexualidad es anormal.

Biblia y sexualidad infantil

La ONG Decisiones fue fundada por Anton y Lolita Harder en el 2002 con el propósito de “marcar principios bíblicos en la sexualidad juvenil”. En la revista del Centro Evangélico Mennonita de Teología Asunción (CEMTA), del 2010, los fundadores dicen haber hablado con más de 250.000 estudiantes, a través de 3.000 charlas como “El sexo, las mentiras y la verdad”. El su página oficial sostienen que cuentan con 11 conferencistas distribuidos en los diferentes departamentos del territorio nacional. Cada conferencista tiene como objetivo dictar entre 120 y 250 charlas al año. Por cada una, el salario asignado es de 220.000 guaraníes (36 dólares).

“Cuando recibí la primera charla, el orador dijo que las personas homosexuales tienen un trastorno o una falta de afectividad, en el hombre, de parte del padre y, en la mujer, de parte de la madre. Y que, supuestamente, yo siendo gay no recibí el cariño de mi papá y por eso busco el cariño que él no me dió en otros hombres”, contó a Presentes Jonathan Páez, de 18 años. En ese momento cursaba en el colegio Andrés Delmás, ubicado en la ciudad de Lambaré. Entre las recomendaciones que ofrecen desde Decisiones destaca el “centro de rehabilitación para personas homosexuales” y las “terapias de conversión”.

La revista del 2018 dice que “la homosexualidad es el síntoma de un problema emotivo y representa necesidades emotivas insatisfechas”. Utilizan a Richard Cohen como fuente, un conferencista y ex psicoterapeuta evangélico norteamericano impulsor de las “terapias de reorientación sexual” por las cuales fue expulsado de la American Counseling Association en 2002. Según la revista, “la necesidad de amor del padre del mismo sexo”, el “abuso sexual”, “el “temperamento (muy sensible)” y “la madre fue muy sobreprotectora” son algunos de los factores que predisponen a la “aparición de la condición homosexual”.

En 2017, la Sociedad Paraguaya de Psicología emitió un comunicado respecto de las “terapias de reorientación sexual”, donde recordaban que la homosexualidad fue eliminada de la lista de trastornos mentales por la Asociación Americana de Psiquiatría en 1972 y de la lista de enfermedades mentales por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1990.

Pecados e Infierno

F.C tiene 17 años y es activista de Somos Pytyvohára. Cuando vivía en Ciudad del Este recibió la charla en colegio Teniente Primero Manuel Cabello. “Recuerdo que la primera vez estaban tres muchachos y dos chicas, no eran profesionales. Lo que me llamó la atención fue que dijeron que las personas que sienten atracción por personas de su mismo sexo se van al infierno, que la masturbación es un pecado y que hay que llegar virgen al matrimonio”, expresó.

Desde el 2015 Somos Pytyvohara denuncia el contenido de las clases de sexualidad de Decisiones pero no recibieron una respuesta de ninguno de los cuatro ministros que pasaron por la cartera en este periodo, incluido Eduardo Petta, actual ministro de Educación. El 4 de abril  protestaron frente al edificio del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y exigieron educación integral de la sexualidad. “La información dispuesta en las revistas que entregan a estudiantes es anticientífica”, sostuvo Jonathan.

María Belén González, recibió la charla desde que estaba en séptimo hasta primero de la media en el Centro de Educación Regional Saturio Ríos, que cuenta con 6.000 alumnes, en total. Se trata de uno de los colegios más grandes de Paraguay. “Una vez mostraron imágenes de supuestos abortos, de bebés de siete, nueve meses y era horrible. Ese era el método de asustar. Sentías que no había luego salida”, concluyó.

Antes de entrar a las charlas, le pedían a les alumnes que dejaran sus mochilas y sus teléfonos celulares afuera del auditorio. Las conferencias se llevaban a cabo en el marco de distintas materias asociadas a Salud y Ética y se desarrollaban durante los horarios de clase. “El orador que nos habló en mi colegio dijo que las relaciones que existen entre personas del mismo sexo son una enfermedad, que no está bien, y que tiene que hacer tratamientos con la Iglesia más cercana o en un centro de rehabilitación para personas homosexuales.”, expresó Jonathan.

Terapias de conversión

Las terapias de conversión a personas LGBT fueron consideradas en 2015 por la CIDH como “una posible forma de tortura”. En Paraguay las “terapias de conversión” no están prohibidas legalmente, como sí lo están en países como Brasil y Argentina.

Para Ana Portillo, investigadora y miembro del equipo de educación del Servicio Paz y Justicia de Paraguay (Serpaj), existe una relación entre la represión de la sexualidad  y los roles de géneros rígidos y una cultura militarista. “Cuando cuando las juventudes tienen distintas maneras de expresarse, cuestionan las formas establecidas de la sociedad, la respuesta es mandarles al servicio militar obligatorio, promover formas de educación más autoritarias. Lo que se esconde atrás de este miedo es la necesidad de control de la población”.

El Ministerio veta una guía para docentes sobre la ESI

Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Salud, en Paraguay, se producen dos partos por día en niñas de entre 10 y 14 años. También se registran 53 nacimientos diarios en adolescentes de 15 a 19 años y se efectúan seis denuncias diarias de abuso infantil. Según la dirección de Género del Ministerio de Salud, este porcentaje pone en riesgo la salud y el proyecto de vida de las mujeres niñas y adolescentes. En este contexto, en diciembre del año pasado, Serpaj lanzó una guía de educación integral de la sexualidad destinada a docentes.

En marzo de este año, el MEC rechazó la guía por considerar que se establecen “conceptos libertinos que se oponen, incluso, a lo establecido en la Constitución Nacional”. El Serpaj tenía un convenio con el MEC que se inició el año pasado y, desde ese momento, se realizaron tratativas vía notas y solicitud de audiencias para la renovación de ese convenio. Esto coincidió con el cambio de gobierno y a partir de allí, Serpaj no fue recibido por el  ministro Eduardo Petta ni por los viceministros, así como tampoco tuvieron una respuesta institucional sobre la renovación del convenio.

Existen dos antecedentes importantes en relación al rechazo del material de Serpaj. El primero data del período entre el 2010 y el 2011, cuando el MEC estaba finalizando la elaboración del marco rector pedagógico para la educación sexual en los colegios. Pero el proceso fue interrumpido por el primer despliegue de movilizaciones de los antiderechos, que concluyó con la derogación del marco rector.

El segundo antecedente fue la resolución del anterior ministro de Educación, Enrique Riera, que prohibió la difusión en escuelas de materiales sobre “teoría y/o ideología de género”. En la audiencia, el Ministro aseguró que la Constitución paraguaya habla del matrimonio entre varón y mujer, y de los valores tradicionales de la familia. Y a raíz de las presiones de sectores antiderechos que ese día se manifestaban afirmó: “puedo quemar los libros con ustedes en la plaza”.

El MEC vetó la guía pero, al mismo tiempo, permitió la distribución de la revista Decisiones que no atravesó por el mismo proceso institucional. Ayer, El Surtidor dio a conocer que Decisiones renunció a los fondos públicos este año. Pero mientras que el ministerio de Educación no se pronuncie al respecto, en Paraguay, la agrupación evangélica continuará brindando charlas a adolescentes en la que sostienen que “la homosexualidad es síntoma de algún desorden” y que “cualquier persona que mantiene relaciones sexuales puede quedar expuesta a una ETS”.

29 de abril de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR