Liberaron a policías investigados por torturar a pareja gay

Se les atribuyeron los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, vejaciones agravadas, allanamiento ilegal y falsedad ideológica.

29 de marzo de 2019

Por Soledad Mizerniuk y Victoria Rodríguez, desde Santa Fe

Fotos: Prensa y Difusión MPA

Hoy seis policías del Comando Radioeléctrico de la ciudad de Santo Tomé (provincia de Santa Fe) quedaron imputados como autores de los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, vejaciones agravadas, allanamiento ilegal y falsedad ideológica, por el ataque a una pareja gay en la madrugada del lunes 25.

Fue en una audiencia realizada en los tribunales de la capital santafesina, a instancias de los fiscales Delitos Complejos de la Fiscalía Regional 1, María Laura Urquiza y Ezequiel Hernández, ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Pablo Busaniche.

Por un acuerdo entre la Fiscalía y los abogados defensores, el magistrado definió medidas alternativas a la prisión preventiva para los seis hombres investigados. Entre ellas, la prohibición de portar armas de fuego; de acercarse a 500 metros de las víctimas y de contactar por cualquier medio a las víctimas o a testigos de lo ocurrido. Además se les impuso una fianza real de 30 mil pesos a cada uno de los seis policías investigados y la prohibición de ausentarse del país.

A raíz de un pedido de los fiscales del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe, el juez permitió que se realicen las gestiones necesarias para que se brinde seguridad a las víctimas.

Al término de la audiencia, la fiscala Urquiza confirmó que, en relación a los hechos denunciados, se logró recabar “una innumerable cantidad de evidencias, todas debidamente cauteladas en la Fiscalía”. En la misma línea, destacó que “ya se iniciaron los procedimientos de rutina para garantizar la seguridad de las víctimas”.

Ante el juez, Urquiza relató los hechos que investiga la Fiscalía de Delitos Complejos y remarcó que los policías imputados “privaron ilegítimamente de la libertad a las víctimas, las amedrentaron mediante la exhibición de las armas de fuego reglamentarias e ingresaron ilegalmente a su vivienda”.

“De acuerdo a la denuncia realizada por las tres personas, sufrieron golpes de puño y patadas antes de ser esposados. Luego fueron trasladados a la sede de la Comisaría 12 donde continuaron sufriendo golpes de puño en el rostro y en el cuerpo. Además, el personal policía se burló de dos de las tres víctimas, a raíz de su orientación sexual”, agregó la fiscala.

Por último, indicó que “a sabiendas, consignaron declaraciones falsas en el acta de procedimiento en la que debían plasmar lo ocurrido”.

En rueda de prensa, Urquiza señaló que la decisión acerca de la continuidad laboral de los hombres investigados en la Policía santafesina corresponderá al Ministerio de Seguridad (más allá de la prohibición de portar armas de fuego).

Los hechos 

Dos jóvenes declararon el 26 de marzo en la Dirección Provincial de Asuntos Internos de Santa Fe-una entidad de control ciudadano sobre la policía- que agentes los sometieron a vejaciones, golpes e insultos en un “cuartito” de la comisaría 12 de Santo Tomé, en la madrugada del lunes 25.

En diálogo con Presentes, Alexis Do Santos, una de las víctimas, explicó que las primeras agresiones ocurrieron en el barrio El Tanque, alrededor de la 1, cuando policías del Comando Radioeléctrico ingresaron por la fuerza a su domicilio.

Minutos antes, los agentes lo habían abordaron cuando llegaba a su casa y, de modo violento, lo increparon con la supuesta intención de que saliera a la vereda para revisarlo. Aludían que iba a alta velocidad en su auto, polarizado.

Según su relato, al negarse a que lo tocaran -por el temor que le generó a Alexis el grado de exaltación que observó en los efectivos-, le dispararon dos veces con una escopeta para amedrentarlo. Llegaron otros móviles y varios agentes entraron a su vivienda. Allí comenzaron a pegarle a él, a Nahuel Taborda (que aún desconocían que era su pareja) y a la hermana del primero. A continuación, los trasladaron a la seccional 12ª de Policía de la provincia y allí continuaron con los golpes de puño, patadas y agresiones verbales.

La violencia recrudeció cuando los policías detectaron que Alexis y Nahuel eran pareja. “Ahí se pusieron como locos –explicó Alexis y continuó– Empezaron a gritar: «Ah, pero son putitos, son novios. Mirá cómo lloran los maricones». Nos agarraban y retorcían los testículos. Nos empezaron a tocar el culo, nos metían un dedo y nos decían que no les miremos la cara”. Las torturas y abusos continuaron hasta las cinco de la madrugada.

En las horas siguientes, a instancias de los familiares de ambos que se acercaron a la comisaría, los trasladaron al efector de salud municipal y luego a un hospital, para que recibieran atención médica. A las 17, firmaron su libertad. A partir de allí, ambos jóvenes iniciaron el camino para denunciar lo ocurrido y exigir justicia.

 

29 de marzo de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario