¿Y vos quién sos para hablar de nuestro VIH?

Por Lucas Fauno Gutiérrez  En estas semanas, panelistas de televisión han dicho  que visibilizan el virus cuando hablan del estado VIH de una persona muerta: mentira. Lo que hacen es exponer a una persona, castigarla públicamente. Hablan de una persona que ni siquiera tiene voz para responder. Si esta persona en vida decidió no hacer…

1 de marzo de 2019

Por Lucas Fauno Gutiérrez 

En estas semanas, panelistas de televisión han dicho  que visibilizan el virus cuando hablan del estado VIH de una persona muerta: mentira. Lo que hacen es exponer a una persona, castigarla públicamente. Hablan de una persona que ni siquiera tiene voz para responder. Si esta persona en vida decidió no hacer pública su serología, ¿por qué una vez muerta se puede exponerla así?

Más allá de la despreciable actitud de Carolina Papaleo  en el programa de Mauro Viale diciendo que Natacha Jaitt era VIH+,  y luego su ¿descargo? avalado por Moria Casán, esta situación se repite desde hace años. “No inventen más, no tengo sida”, debía repetir más de una vez la vedette Cris Miró, pero los medios nunca dudaron en titular y enterrarla en prejuicios. Aún hoy,  con muchos años de fallecida, la siguen nombrando junto al virus, ¿por qué? ¿Hubiesen hecho lo mismo con una vedette cisgénero? La respuesta es obvia: NO.

[LEE TAMBIÉN: “A mí no me va matar el VIH, me va a matar tu indiferencia“]

Porque ahí donde las personas “normales” (según el CIStema) mueren de “cáncer”; “una gripe fuerte”; “complicaciones” y demás eufemismos,  a nosotrxs, a las disidencias, a quienes nos corrimos de su normativa y moralizante normalidad se nos expone, nosotrxs: SIDA. En mayúsculas rojas.

Y luego la persona ¿acusada? de ser VIH+ debe salir por todos lados a calmar a la miserable opinión púdica y pública diciendo “no, yo  no”. Claro, no sea que tengas que pararte en la vereda nuestra, la de lxs enfermxs. Yo no estoy enfermo, yo tengo un virus.

¿Para qué quieren saber nuestro estado serológico?:

El cuerpo VIH interesa a la mayoría de los medios de comunicación cuando hay muertes  turbias, cuando se teje intriga, cuando pueden condenar y estigmatizar disfrazando todo de filantropía. No les interesamos, les servimos. Después cuando marchamos por medicación nos olvidan, cuando exigimos trato respetuoso somos muy susceptibles, cuando hartxs de pastillas pedimos la cura somos injustxs. El cuerpo VIH no necesita oportunistas envueltxs en piel de justicierxs, necesitamos aliadxs reales que comprendan las urgencias de nuestra causa.

Ni Carolina Papaleo está intentando visibilizar el virus, ni el periodismo intenta demostrar nada útil cuando habla de sida y alguien muerto. Nos usan para seguir morboseando y condenando nuestras identidades. Son punitivistas, y nosotrxs no merecemos esto. Jamás.

No vivo con VIH para que los medios escriban mierdas ni para que alguna celebrity se arrogue una causa. Vivo con un virus e intento cada día sobrevivir a una sociedad que nos condena, castiga y prefiere muertxs. No, no me victimizo, solo leo los mensajes que nos propina un ex Ministerio de Salud que nos deja sin medicación, sin presupuesto, sin opciones y más.

1 de marzo de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR