Ser LGBT y viajar en la caravana migrante de América Central

El 12 de febrero llegaron a Ciudad de México migrantes de la caravana que partió en enero desde Honduras

21 de febrero de 2019

Por Milena Pafundi, desde Ciudad de México 

El 12 de febrero llegaron a Ciudad de México migrantes centroamericanxs de la caravana que partió en enero desde Honduras. Huyen de sus países escapando a la pobreza y violencia. Se aventuran al peligro para llegar a la frontera con Estados Unidos, buscando mejorar sus vidas o directamente, en el caso de las personas LGBT+, sobrevivir, aunque la discriminación también se reproduce en el periplo migratorio. Se quedaron cuatro días en el estadio Jesús Martínez “Palillo” y el sábado 16 hubo represión policial que tuvo un saldo de varixs migrantes golpeadxs y dos detenidxs.

[LEE TAMBIÉN: La travesía de Julissa, trans salvadoreña que partió en la caravana migrante]

Las 28 personas LGBT+ de la caravana armaron comunidad y quedaron en situación de calle por discriminación dentro del estadio. Gracias a activistas y organizaciones como la Red Mexicana de Juventudes Trans de México y el Centro de Apoyo de Identidades Trans, la comunidad LGBT+ pudo pasar la noche en el espacio cultural feminista “Punto Gozadera”.

A las seis de la mañana del día siguiente, se reunieron con el resto de la caravana para seguir viaje hacia el Estado de Guanajuato.

Un chico logró obtener su visa humanitaria, gracias a gestiones de la ACNUR y COMAR. Lo están albergando unas chicas trans que tienen una peluquería en Iztapalapa, al norte de Ciudad de México.

[LEE TAMBIÉN: Migrantes LGBTI+ en las caravanas de Honduras a Estados Unidos]

“Soy un chico gay y estoy huyendo de mi país por la circunstancia de discriminación, por amenazas de muerte, por rechazos de las autoridades. Vengo buscando apoyo para poder vivir mi vida como un chico gay

“Migro para poder ayudar a mi mamá y a mi familia, porque mi casa se está cayendo a pedazos”.

“Donde vivo hay pandillas y me querían meter en el grupo. Y yo no quería”

“Inicié el viaje solo. Iba a salir de mi país caminando pero me encontré a la caravana, la caravana me encontró a mí. Mi sueño es tatuar, es una gran meta que tengo. En Estados Unidos el arte es excelente y me gustaría seguir aprendiendo”.

“No tengo trabajo, no tengo nadie que me apoye y me ayude a migrar de mi país, entonces la caravana me dio la posibilidad de hacerlo en grupo, de estar con otras personas. Quiero seguir mi sueño de ser lo que soy, lo que me gusta, una chica trans. No quiero que me pongan condiciones, que me obliguen a vestir como un varón en el trabajo”.

“Esta en El Salvador para una chica trans en muy peligroso. Las pandillas nos asesinan.”

“Hemos caminado, hemos viajado en trailer. Hemos aguantado frío. Hemos arriesgado nuestras vidas. Y todo para tratar de buscar nuestra felicidad. Vamos rumbo a Tijuana para poder llegar a nuestro destino a Estados Unidos”.

[LEE TAMBIÉN: Crímenes de odio en El Salvador: dos mujeres trans asesinadas en una semana]

[LEE TAMBIÉN: Así sueñan y mueren las migrantes trans en la frontera de Estados Unidos]

a

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR