Movilización en Santiago por el ataque de lesbodio a Carolina Torres

Carolina se encuentra actualmente con hemorragia interna y fractura craneal producto de los graves golpes que recibió por un grupo de varones.

16 de febrero de 2019

Por Víctor Hugo Robles, desde Santiago de Chile 

El viernes 15 de febrero a las seis de la tarde, un numeroso grupo de activistas e integrantes de la comunidad LGBTI, fuertemente vigilados por Carabineros de Chile, se concentró en las puertas de la ex Posta Centra para hablar con la prensa y llamar públicamente a movilizarse por el ataque de odio que sufrió la joven lesbiana Carolina Torres, de 24 años. Carolina se encuentra actualmente con hemorragia interna y fractura craneal producto de los graves golpes que recibió.

La noche del miércoles 13, Carolina caminaba tomada de la mano con su pareja Estefanía, ese acto que para ellas era habitual, terminó en una brutal escena de golpes e insultos, hecho delictual perpetrado por tres individuos que anteriormente habían amenazado y agredido a Carolina debido a su orientación sexual.

No se trató de un incidente fortuito sino de un alevoso acto de lesbofobia en contra de personas que expresaban abiertamente su identidad. El caso fue rotulado por la policía como “lesiones graves” mientras las organizaciones lésbicas denuncian el hecho como un “homicidio frustrado”.

Organizaciones de lesbianas feministas señalan que Carolina había recibido acoso y hostigamiento desde mucho antes, incluso en su propio trabajo donde –denuncian- fue “despedida por ser lesbiana y camiona”, escribió en redes sociales la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio.

Según un funcionario de la Posta Central, donde está internada, Carolina está “fuera de riesgo vital”. El hosital fue el epicentro de la concurrida manifestación pública de la comunidad LGBTI que exigió “Justicia para Carolina”.

Desde el gobierno llaman a denunciar

La manifestación, convocada por diversas organizaciones de la diversidad sexual, particularmente de lesbianas feministas como la Agrupación Rompiendo el Silencio, buscó expresar repudio, sumando fuerza comunitaria y realizando un urgente llamado de “alerta” frente a los recurrentes actos de violencia y discriminación hacia la comunidad LGBTI, siendo los crímenes de odio los más repudiables, algunos de los cuales se encuentran en la más completa impunidad como es el caso de la joven lesbiana Nicole Saavedra.


Entre activistas lesbianas y cámaras de la televisión, destacó la presencia de Katherine Martorell, subsecretaria de Prevención del Delito del Ministerio del Interior que, junto con “condenar profundamente lo sucedido”, señaló estar comunicada con la familia de Carolina Torres, reprendiendo públicamente a la policía civil que no habrían acogido correcta e inicialmente la denuncia de la familia de la víctima.

“Las policías siempre deben recibir las denuncias y es por eso que le pedí toda la información a la familia. Ellos plantean que fueron a las 9.00 de la mañana (del 14 de febrero) a la Policía de Investigaciones de Pudahuel y que efectivamente no quisieron recibirles la denuncia a la diferencia de lo que pasó con Carabineros de Chile que cuando fueron a presentar la denuncia a las 15.00 a las 55 Comisaría de Pudahuel se las recibieron y comenzaron a ejercer las acciones que correspondían”, señaló la funcionaria del Gobierno de Chile, agregando que “espero conversar con la Policía de Investigaciones para que se revise la situación y si se tiene que establecer sanciones, que se establezcan, porque siempre se deben recibir las denuncias. Nosotros llamamos a denunciar porque muchas veces las personas de inhiben, tenemos una cifra negra muy grande”.

“Estamos en alerta por la violencia hacia la comunidad LGBTIQ”

Erika Montesinos de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio señaló que la convocatoria a la manifestación fue en conjunto con una Red de Lesbianas Feministas que incluye a mujeres lesbianas autónomas. “Independiente de las organizaciones que están asesorando el caso, nosotras quisimos hacer esta manifestación de repudio y apoyo”, señaló Montecinos a Presentes, denunciando que “siguen aumentando los casos, este no es el primero e incluso en las localidades de Limache y Quillota existen grupos coordinados de hombres que se dedican a acosar y amedrentar a mujeres lesbianas, por eso nos declaramos en estado de alerta”.

La reconocida activista señala que la suma de actos de violencia en contra de la comunidad LGBTI en Chile se debe a los “discursos fundamentalistas y religiosos que están aflorando, que se están visibilizando, el tema de la religión evangélica en zonas rurales es muy preocupante”, denuncia, agregando que “estos ataques no se detienen solo en lo verbal sino que se trata de ataques físicos y agresiones graves”.

“No sacamos nada con realizar campañas de visibilidad de los afectos de nuestra comunidad solo en el centro de Santiago si nos olvidamos de nuestres compeñeres de regiones y de las zonas periféricas de la ciudad más vulnerables porque eso constituye una discriminación de clase. Debemos movilizarnos, denunciar y defendernos de estas violencias a nuestra comunidad en sus más diferentes expresiones”, reflexiona Montecinos.

¿Oportunismo de las autoridades?

Respecto de la presencia de autoridades de gobierno en la manifestación, Erika Montecinos señaló que “siempre tenemos que desconfiar de estos gestos oportunistas porque seguramente ellos miran este caso como una oportunidad, como lo fue el caso Zamudio”, apunta.


Por su parte, Claudia Amigo de Familia es Familia reafirma la desconfianza de Erika Montecinos frente al actuar de las autoridades, relatando que –sorpresivamente- en medio de la manifestación “justo nos encontramos con la persona encargada de la prevención del delito del Ministerio de Justicia, que nos informó que el Gobierno de Chile le había designado abogados y apoyo sicológico a la familia de Carolina Torres”, denunciando que “nosotras sabemos cómo es esto, sabemos que el abogado y el apoyo sicológico es para la prensa. Para ellos, las autoridades, cuando no se encuentre la justicia, cuando estos tipos queden impune como pasó con Nicole Saavedra, nos les importará”.

16 de febrero de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR