LesboOdio en Santiago: una joven está grave tras ataque de odio en la calle

Carolina Torres Urbina, de 24 años, iba caminando con su novia y dos hombres la golpearon con un palo en la cabeza. Tiene una fractura de cráneo.

15 de febrero de 2019

Por Airam Fernández

Carolina Torres Urbina, de 24 años, está internada en estado grave en el Hospital de Urgencia Asistencia Pública –conocido como Posta Central-, en la ciudad de Santiago, tras un ataque de odio salvaje: dos hombres cuando caminando con su novia, la golpearon con un palo en la cabeza y le provocaron una fractura de cráneo. Fue en la madrugada del jueves 14 de febrero.

El ataque fue cerca de un pub de la comuna de Pudahuel, el miércoles 13 por la noche, donde Torres había estado con su pareja viendo un partido de fútbol. Según relató la familia de la víctima a Presentes, iban caminando de regreso a casa, tomadas de la mano, cuando se encontraron a dos tipos y uno de ellos la increpó: “Por fin te encontré, maricona”, contó Marianela Urbina, madre de la víctima, quien actualmente permanece en cuidados intensivos y en estado de gravedad a causa de una hemorragia interna. “Al decirle eso, se le fue encima a golpearla con un palo. El otro la remató pegándole patadas en la espalda”, explicó Urbina.

Organizaciones convocan a una movilización para hoy a las 18 frente a la Posta Central. “Desde hace tres años, la comunidad lésbica, bisexual y trans ha experimentado un aumento de violencia sostenida por nuestra orientación sexual, identidad y expresión de género,siendo esta última la que más motiva a los agresores para cometer crímenes de odio, violaciones correctivas o acoso callejero. Esto se experimenta, sobre todo, en las comunas periféricas de Santiago y en zonas rurales, donde hemos constatado a grupos coordinados para agredir a mujeres por su orientación sexual o identidad de género”, señalaron las activistas de Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio en un comunicado. Y agregaron: “La invasión a nuestros cuerpos y la interferencia en nuestras decisiones como mujeres libres en su sexualidad, molesta y enfurece a quienes desde el machismo y el patriarcado, nos quieren sometidas a un régimen heteronormativo que violenta nuestro derecho sexual y reproductivo de decidir sobre nuestros afectos, estilo de vida y la forma en que lo expresamos”.

Erika Montecinos, coordinadora general de la agrupación lésbica Rompiendo el Silencio: “La concentración que convocamos es en apoyo a Carolina, pero también es para visibilizar el aumento de los casos de crímenes de odio y agresiones lesbofóbicas que desde hace tres años van en aumento sostenido. Y también porque queremos declararnos en alerta, porque no puede ser que la respuesta sean más ataques y agresiones ante la visibilización que hacemos de nuestros afectos y la decisión de mostrarnos con nuestras parejas en la vía pública como lo haría cualquier pareja heterosexual”.

#Chile Dos ataques a gays en un día: agua hirviendo y piedrazos

Los agresores ya la habían insultado

El momento de la golpiza fue relatado por la pareja de la víctima en dos comisarías y dos hospitales previos a la Posta.  “Su polola vio todo, no le hicieron nada, pero afortunadamente en medio de lo que pasaba pudo avisarnos”, dijo la madre.  Aseguró, además, que en ocasiones anteriores se habían cruzado con los mismos agresores en un bus y que la molestaron con insultos.

Mientras Torres era atendida en el primer hospital al que pudieron llevarla, su familia y su pareja, en calidad de testigo, trataron de formalizar una denuncia en la Policía de Investigaciones (PDI) de Pudahuel. Según relataron, los funcionarios se negaron a recibirla porque no tenían informe médico que acreditara la agresión. Ante esa situación, se dirigieron a la 55º Comisaría de Carabineros, en Pudahuel Sur, donde les tomaron la denuncia. Urbina señaló que pese a que destacaron que se trató de un ataque lesbofóbico, la causa quedó caratulada como “lesiones graves”.

Ante la demora del proceso y de no poder concretar la denuncia durante las primeras 12 horas después de ocurrido el delito, la familia contactó a la Fundación Iguales para pedir ayuda y asesoría jurídica. “Estamos haciendo las diligencias para conseguir un abogado que pueda llevar la causa, presentar una querella y acompañar a Carolina y a su familia durante todo el proceso penal para poder dar con los responsables de esta brutal agresión”, dijo a Presentes Juan Enrique Pi, presidente ejecutivo de la fundación.

15 de febrero de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR