Un comisario atacó a una mujer trans en La Rioja

El agresor es Claudio Herrera Luna, segundo de la Comisaría de la Mujer, el Menor y la Familia de la ciudad de Chamical. La sacó a la fuerza de una fiesta popular y la golpeó.

25 de enero de 2019

El sábado 19 de enero Billy Molina había ido con amigas a una chaya en el club Tiro Federal de la ciudad de Chamical, en la provincia de La Rioja. La fiesta terminaba, el lugar empezaba a desalojarse, y mientras ella esperaba a sus amigas para salir, un hombre se le acercó. Sin mediar palabra, la agarró del brazo, la sacó del lugar a la fuerza y la golpeó. Luego huyó en una moto de la policía local.

El agresor es un policía: Claudio Herrera Luna, segundo de la Comisaría de la Mujer, el Niño y la Familia de la ciudad de Chamical, pero en la actualidad es el titular de manera interina. Así lo denunció la mujer trans, de 34 años, en la comisaría segunda de la ciudad, esa misma noche. “Fue todo muy rápido y violento. Yo estaba ahí esperando, parada, y él vino directamente hacia mí a sacarme del lugar. Me agarró del brazo sin mediar palabra, y después me tomó con los dos brazos y me empezó a llevar a la rastra hacia la salida. Yo le empecé a gritar que no me podía hacer eso y a forcejear. En el forcejeó me empujó y me tiró una piña”, contó Billy a Presentes.

“Había muchísima gente y entonces comenzaron a gritarle al comisario, que huyó sin casco en una moto de la policía. Los policías que estaban allí empezaron a amenazar a la gente: les decían que no dijeran nada, porque los iban a llevar presos”, relató a Presentes la abogada de la mujer, Ana Abdala. La denuncia se hizo por violencia de género y lesiones, después de que en el hospital local verificaran los golpes en la cabeza y en las costillas.

Billy es decoradora de eventos, muy reconocida y querida en El Chamical. Cuando llegó a su casa, escribió en sus redes sociales: “No más abusos. Esta persona me agredió verbal y físicamente. Estoy indignadísima. Estamos en 2019, ¿esto se puede seguir dando en la actualidad?“. Lo escribió en su perfil de Facebook, y lo posteó junto a la foto que llegó a sacarle al agresor. De inmediato, decenas de personas se solidarizaron y salieron a apoyarla. También la Asociación Diversidad Inclusiva de Chilecito (ADI) emitió un comunicado en conjunto con la FALGBT de repudio al hecho y para exigir justicia, además de condena formal y social hacia el agresor.

Dos días después, cuando la noticia trascendió en la prensa local, se anunció que Herrera Luna había sido detenido. “Salió la noticia como que se había hecho justicia, pero sólo fueron 24 horas o menos, después quedó libre otra vez”, se indignó Billy.

Su abogada explicó: “Primero le hicieron un sumario administrativo, en el marco del cual terminó detenido un día de manera preventiva, luego fue trasladado y se lo relevó de sus funciones. Ahora está penalmente imputado”. Además, remarcó que si bien la causa pasó de la comisaría a la justicia caratulada como “lesiones”, se espera que “el juez ahora la recaratule como lo que es: violencia de género y lesiones”. En los próximos días, se espera que citen a Billy a ampliar la denuncia y a Herrera Luna a declaración indagatoria.

“Nadie de la Municipalidad ni de los concejales se solidarizó”

Billy Molina además es empleada de la Municipalidad de Chamical en la Secretaría de Cultura, donde fue contratada para trabajar en su profesión de decoradora y organizadora de eventos. “Ahí también sufrí discriminación: desde que me dejaran sin trabajo para contratar a otras personas de afuera, hasta que dijeran que no saben cómo tratarme, que no saben qué soy”.

Apenas se conoció la noticia de la agresión, decenas de personas de Chamical se solidarizaron públicamente con ella en las redes sociales y personalmente. Sin embargo, desde la Municipalidad nadie le hizo llegar un mensaje de apoyo ni hizo ninguna declaración pública. Sí lo hicieron autoridades provinciales desde la gobernación de La Rioja. “La verdad es que me enoja y me genera miedo que nadie acá sea capaz de salir a decir nada públicamente. Eso demuestra, además de indiferencia, que no se quieren meter con la policía”, dijo a Presentes.

 

El comisario ya había sido denunciado

A partir de su denuncia, en las redes sociales varias personas se animaron a denunciar otros abusos del comisario Claudio Herrera Luna y también de otros miembros de la policía local. El más grave fue el de una mujer llamada Mariela Botella, que denunció haber sido “secuestrada” por Herrera Luna: “Ese señor es un maleducado impresentable. El año pasado me detuvo sin ningún motivo. Me pegó. Me insultó. Me trató de lo peor y me tuvo secuestrada todo un día en la Comisaría de la Mujer con ayuda de sus súbditos ineptos; nadie sabía dónde yo estaba, ni mi hijo”, escribió. Y agregó: “Tuve que callarme y aguantar sus agresiones, ya que soy sola con mi niño. Por temor a que dañe a mi hijo me callé”. Por último, le agradeció a Billy: “Por ser tan íntegra siempre. De vos aprendo”.

Esta fue la primera denuncia de Billy, pero no la primera situación que vive con la policía. “Me ha pasado de estar sentada en un bar y que caiga la policía y me diga que me tengo que retirar. Pero como yo ya sé la ley, me hice la que hablaba con mi abogada y se fueron. Así me pasaron distintas situaciones”, contó. Y agregó: “Acá hay mucho abuso policial. Y yo pienso que si a mí, que soy bastante conocida acá, me pasa esto, imaginate lo que les puede pasar a otras chicas trans. Y a otras mujeres aunque no sean trans”.

 

25 de enero de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario