#BuenosAires Agresión a activista travesti en San Telmo

Fue en el Parque Lezama cerca de las 23. Lara Bertolini paseaba a su perro y un varón joven le gritó: “Acá, putos y travas no queremos”. Le tiró un botellazo que le abrió la cabeza y escapó en un auto.

9 de enero de 2019

Fotos: Ariel Gutraich

La activista travesti Lara María Bertolini denunció que fue agredida el martes por la noche en Parque Lezama, centro de la Ciudad de Buenos Aires, por un varón joven que la insultó mientras ella paseaba a su perro y después, desde atrás, le tiró una botella que le abrió la cabeza. Un joven que dormía en un banco de la plaza la asistió para ir al hospital, donde le suturaron la herida y pudo volver a su casa.

“Estaba paseando a mi perro cuando apareció un pibe de unos 20 años y me dijo: ‘Acá, putos y travas no queremos. Rajá de acá’. A lo que le respondí que quién era para echarme y que si tenía huevos me sacara a las trompadas. Después me di vuelta y seguí paseando al perro. Me alejé unos metros, percibí algo y cuando me di vuelta me tiró un botellazo a la cabeza”, contó Bertolini, que además es estudiante de Derecho y trabaja en la Dirección de Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia (ATAJO) del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

Luego del golpe, Bertolini empezó a sentir un zumbido en el oído, se mareó y cayó al piso. Mientras tanto, el atacante empezó a tirarle piedras al perro. Ella se levantó y el atacante huyó en un auto donde había otros hombres. “Creo que el plan era robar en el parque. Y calculo que como las maricas y las travas estamos dando vueltas, los molestamos”, agregó.

“¿Qué hacías en el parque a esa hora?”

Cuando el atacante huyó, Bertolini se dio cuenta de que estaba sangrando mucho y el mareo se agudizó. Muy cerca de ahí había dos jóvenes conversando. “Les pedí ayuda y nada. Y otro pibe que estaba durmiendo en un banco, se ofreció a acompañarme a mi casa”, contó a Presentes. Y agregó: “Desde casa llamé a una ambulancia y, apenas llegó, el enfermero me dijo: ‘¿Qué hacías por el parque a esa hora?’. Y yo, enseguida: ‘Mire, si me va a verduguear, me pega otro botellazo y listo, total es lo mismo’”. Ahí se quedó serio y callado”.

Con la compañía del joven que dormía en el Parque, regresó a su casa. “Me recupero, pero la impotencia no me la saco. No es sólo esta agresión. Es esto en todos lados. Porque después también tenés el mandato patriarcal del enfermero que me pregunta qué hacía yo ahí. Y también me queda esta sensación: yo soy una privilegiada porque tengo una buena obra social, pero sé que soy de las pocas. Y pienso en lo lejos que las travas estamos del sistema de salud, todo lo que falta”, concluye la activista, que esta semana hará una exposición judicial de lo ocurrido.

9 de enero de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR