Sebastián Piñera promulgó la Ley de Identidad de Género

La iniciativa superó la revisión en el Tribunal Constitucional tal como salió del Congreso. ¿Qué falta para que entre en vigencia?

28 de noviembre de 2018
Foto: Josean Rivera 
En un acto encabezado por el presidente de Chile, Sebastián Piñera, se promulgó la Ley de Identidad de Género. Ahora resta que sea reglamentada. Para eso debe atravesar varias instancias más y se estima que recién entrará en vigencia en un plazo de entres seis y diez meses.

Desde el Gobierno anunciaron que la iniciativa pasó sin cambios la revisión del Tribunal Constitucional, pese a los “reparos” presentados por el bloque legislativo del partido oficialista, Chile Vamos, a ese organismo.

“Esta ley es un avance sustantivo para los derechos de la comunidad trans, porque es un reconocimiento expreso de la ley a su identidad. Sin embargo, urge que cuanto antes se aprueben los reglamentos para que la ley entre en vigencia en el menor plazo posible”, dijo a Presentes el presidente ejecutivo de la Fundación Iguales, Juan Enrique Pi, tras conocerse la promulgación.

Según explica Constanza Valdés, abogada, activista trans y asesora en temas de género, ahora comienza un proceso administrativo que llevará al menos cinco meses y un máximo de diez:  primero se tiene que publicar en el Diario Oficial y luego los ministerios de Desarrollo Social, Salud y también Registro Civil, tienen que dictar los reglamentos.

“Desarrollo y Salud tienen que reglamentar el acompañamiento para niñes y adolescentes que prevé la ley; y Registro Civil para arbitrar el cambio de sexo registral”. Luego de eso se cuentan 120 días y entra en vigencia la ley.

Un paso más de una batalla que sigue

“Uno de los desafíos principales que queda por delante es la puesta en marcha del programa de acompañamiento de menores de 14 años, los cuales no quedaron incluidos dentro de la legislación y que dependerá del Ministerio de Desarrollo Social; esperamos que las organizaciones seamos invitadas a su elaboración”, agregó Pi.

En el mismo sentido, el vocero del Movilh, Rolando Jiménez sostuvo: “Es un paso adelante en la calidad de vida de la población trans. Sin embargo, tiene dos grandes omisiones: que se deja afuera a los menores de 14 años y se obliga a las personas casadas, mayores de 18, a divorciarse”.

Para Valdez, los pendientes son muchos: desde la inclusión de niñes menores de 14 años, temas de derechos económicos, sociales y culturales hasta cuestiones de discriminación. “Esto va a necesitar otra ley y será una cuestión de años. Por lo tanto las variables se complejizan, en especial porque probablemente vaya a haber otro gobierno y hay altas posibilidades de que sea otro gobierno de derecha”, agregó.

28 de noviembre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR