Ataque homofóbico: Jonathan fue dado de alta y la Justicia sigue buscando a los agresores

Por Lucas Gutiérrez Fotos: gentileza JC y SS (imagen tomada minutos antes del ataque) Jonathan Castellari, el joven hospitalizado a raíz de un ataque homófobo el viernes en la Ciudad de Buenos Aires, ya declaró ante la Justicia y esta tarde fue dado de alta. Sigue shockeado, convencido de que no se trató de un…

5 de diciembre de 2017

Por Lucas Gutiérrez Fotos: gentileza JC y SS (imagen tomada minutos antes del ataque) Jonathan Castellari, el joven hospitalizado a raíz de un ataque homófobo el viernes en la Ciudad de Buenos Aires, ya declaró ante la Justicia y esta tarde fue dado de alta. Sigue shockeado, convencido de que no se trató de un hecho aislado sino de un caso de homofobia, tal como conversó con Presentes. A raíz de las lesiones, deberá seguir bajo supervisión médica. La investigación por el ataque quedó a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 49, encabezada por la fiscal María Paula Asaro. Se espera que en base a los primeros resultados de las medidas de prueba, se logre identificar a los agresores.

LEER MÁS: Brutal ataque homofóbico a integrante del equipo de rugby Ciervos Pampas

La denuncia

El abogado que está acompañando a Jonathan y Sebastián Sierra -el amigo que estaba con Jonathan al momento del ataque- es Gastón Llopart. Ayer, junto a Sierra radicó una denuncia en la UFEM, la Unidad Fiscal Especializada en violencia contra las Mujeres y personas LGBTI del Ministerio Público Fiscal. “Este es el mejor espacio dónde se pueden sentir contenidas las víctimas”, expresó Llopart a Presentes. “Ayer le tomamos declaración a una de las dos personas atacadas y hoy a la otra, en el sanatorio Güemes. Certificamos que ya hay una causa iniciada en una fiscalía de instrucción. Me comuniqué con ella y le transmití lo actuado por nosotros, pero también la UFEM va a colaborar en el caso”, dijo Mariela Labozetta, titular de la UFEM, a Presentes. Los datos revelan un grave aumento de denuncias por violencias hacia personas LGBTI. En lo que va de 2017, el Observatorio de Crímenes de Odio hacia la comunidad LGBT de la Defensoría del Pueblo de CABA/ADPRA y la FALGBT (Federación Argentina de Lesbianas, Gays, BIsexuales y Trans) registró 61 casos de agresión con violencia física a personas LGBTIQ en el país. El año pasado, en cambio, según la misma fuente, se registraron 18 casos de ataques con violencia física (sin contar los asesinatos).

Discursos de odio y discriminación

Desde la asociación civil 100 por ciento Diversidad y Derechos, que anoche difundió un comunicado informando sobre esta presentación, Martín Canevaro dijo a Presentes: “Hay un contexto en el cual los discursos de odio y la discriminacion hacia la diversidad sexual y de género aparecen de algún modo legitimados desde el poder, los medios de comunicación hegemónicos, la IgIesia o instituciones del estado. Por ejemplo, desde el protocolo de detención de personas LGBT, que nos ubica como una población peligrosa”. Y agregó que además de reclamar la identificación y el castigo de los agresores, “la solución tiene que ver con modificar la educación y cultura, para eso reclamamos una ley antidiscriminatoria que incorpore no el punitivismo, sino la cultura y la educación en la diversidad”.
El sábado 2 de diciembre Ciervos Pampas convocó a una marcha frente al local de McDonald´s en avenida Córdoba (CABA) donde una patota perpetró el ataque. La marcha fue numerosa y enarboló carteles de ‘ley antidiscriminatoria ya’ y ‘fuerza Jony’, desde el local de comidas rápidas hasta el frente del Sanatorio Güemes, en el que Castellari estuvo hasta hoy después del mediodía.

Equipos de rugby de todo el mundo enviaron mensajes de apoyo

Durante la madrugada del 1 de diciembre un grupo de varones al grito de “te vamos a matar por puto de mierda” atacó salvajemente a Jonathan. Sufrió la fractura de un hueso de la cara y estuvo a punto de perder el ojo derecho. Permaneció tres días en terapia intensiva.
Jonathan tiene 25 años, es diseñador multimedial y parte de Ciervos Pampas, el primer equipo de rugby de diversidad sexual de América Latina.
Ayer Presentes pudo visitarlo, cuando fue pasado a una sala común. Ya podía abrir el ojo derecho y sonreía, con la fuerza que lo hizo evolucionar estos tres días. Equipos de rugby de todo el mundo le están enviando mensajes de fuerza, contó ayer.

“La forma de combatir esta violencia homofóbica es con amor”

“A él le llegó todo ese amor y eso sirvió para hacer una recuperación asombrosa”, dijo Sebastián Sierra, de 24 años, el amigo que estaba con él al momento de la agresión homofóbica. Desde el viernes del ataque, Sebastián es el portavoz que exige justicia y una respuesta por parte de políticos para detener la homofobia. “Buscamos luchar por una sociedad más igualitaria, que esto sea un precedente, que haya un antes y un después. Que esto sirva para que no vuelva a pasar más”, dijo Sierra. Parte de este ejercicio de visibilización que hacen por estos dias Jonathan, Sebastián y el equipo de rugby Ciervos Pampas es recorrer los medios. Cuentan no sólo lo que le pasó a ‘Jony’ sino que también destacan la urgencia de detener la homofobia. Una violencia que también puede devenir en mediática.

Violencia mediática

Este lunes por la tarde, Sebastián Sierra visitó el programa de canal 13 el ‘Diario de Mariana’. Mientras charlaba con la conductora intervino el comunicador Martín Ciccioli. “la violencia es violencia en todos lados”, dijo Ciccioli. Y agregó que “el foco y el eje es la violencia y las madrugadas peligrosas y el acto de cobardía que tienen tanto hombres como mujeres”. Cuando Sierra expresó que en esas condiciones prefería no hablar con el panelista, la respuesta de Ciccioli fue considerar que se trataba de “discriminación al revés”. La conductora Mariana Fabbiani salió al cruce diciéndole a Ciccioli que estaba equivocado y retomando la entrevista. En charla con Presentes, Sebastián dijo: “Me sentí muy mal, (por el intercambio con Ciccioli). Quería cambiar el foco. Mi visita fue por un acto de homofobia, porque mi mejor amigo está internado. Mi mejor amigo tuvo comprometido el ojo. Sentí impotencia. Pude hacer clara la diferencia: no es violencia es homofobia”. Las palabras con que Sebastián cerró esa entrevista fueron contundentes: “La forma de combatir esta violencia homofóbica es con amor”. Lo repite desde el viernes.  Y explicó a este medio que habla “de un amor guerrero y movilizador”. Mientras tanto sigue buscando justicia junto a Jonathan y reclama que este ataque no sea considerado como un caso aislado. El ataque “No me rayen el auto”, gritaba uno de los atacantes mientras al lado a Jonathan sus compañeros lo golpeaban. Sebastián recuerda esto y dice: “creí que lo mataban”. Todo esto sucedió en el estacionamiento del McDonald´s al que Jonathan había salido a fumar. “Yo vi desde adentro que algo estaba pasando y cuando salí salió el resto del grupo y le empezaron a pegar y a decir puto y un montón de insultos homofóbicos. Intenté defenderlo pero no pude, después lo soltaron”, cuenta Sebastián entre lágrimas.

La enfermera solidaria

Una enfermera del Sanatorio Güemes que estaba tomando un café fue la que le brindó primero auxilios a Jonathan. También fue la que sacó a los gritos al grupo de homófobos que querían volver a seguir golpeando a Jonathan, explicó una fuente que prefiere reserva y luego confirmó Sebastián. En su cuenta de Instagram, Sebastián describió a la enfermera cómo “una heroína, humilde, trabajadora, llena de luz, de amor y siempre con una sonrisa”. Lo hizo para luego compartir una imagen del abrazo que llegó el domingo a la noche entre los tres. “Por ella hoy Jonathan está recuperándose. Le debemos todo”, dijo. El viernes, una vez ingresada la víctima en la guardia del sanatorio los atacantes se presentaron en la misma. “Calmate loca, mirá cómo estás hablando”, fue la respuesta de uno de ellos cuando Sebastián los increpó a los gritos. Sierra detalla que hasta que la enfermera no apareció nuevamente y explicó que no había habido una pelea sino una agresión, la gente que ahí se encontraba no los contuvo. Nadie quedó detenido. Ahora la Justicia busca identificar a los agresores. Mientras esto sucedía Jonathan se tomó una foto que luego recorrería las redes sociales dando cuenta de la brutal golpiza. Castellari luego escribió un texto en el que agradece los mensajes de aliento llenos de amor y deja un manifiesto: “Son mensajes que me quedan para seguir luchando por una sociedad libre de homofobia”. El mensaje fue retirado de Facebook por contener en su redacción la palabra ‘puto’. Sebastián explica que luego la tacharon para volver a subirlo y que esta situación se visibilice. “Siento dolor en el alma”, dice Jonathan más que por los golpes físicos refiriendo a este hecho de violencia, discriminación y machismo. María Rachid, (titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo CABA y secretaria Gral. de la FALGBT) contó a Presentes que desde la Defensoría tomaron la denuncia y la presentaron ante INADI. “Nos vamos a presentar como querellantes como Federación (FALGBT) y Defensoría del Pueblo de CABA”, dijo Rachid hace tres días. También se puso en contacto con el ministro de Seguridad de CABA, Martín Ocampo. “Le pedimos que pidan y busquen las cámaras de la zona y soliciten las imágenes del momento en el que ocurrió todo. Se comprometió a hacer todo lo posible para poder aportarlo a la Justicia”, contó María Rachid. Ocampo se comprometió a investigar por qué la policía no se presentó ante los llamados realizados por personal de McDonald´s, el sanatorio Güemes y los compañeros de la víctima.    ]]>

5 de diciembre de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR