Salta: piden que asesinato de varón trans se juzgue como "transhomicidio"

A Charly lo asesinaron el 13 de mayo pero ni la Justicia ni la prensa respetaron su identidad de género. “Una mujer mató a otra” fue el titular de los medios salteños. Desde la Multisectorial de Mujeres de Salta presentaron una solicitud para ser querellante de la causa y exigir que este asesinato sea caratulado e investigado como un “transhomicidio”.

4 de julio de 2017

A Charly lo asesinaron el 13 de mayo pero ni la Justicia ni la prensa respetaron su identidad de género. “Una mujer mató a otra” fue el titular de los medios salteños. Desde la Multisectorial de Mujeres de Salta se presentaron como querellantes y piden que este asesinato se caratule investigue como un “transhomicidio”.

Por Elena Corvalán, desde Salta
La Multisectorial de Mujeres de Salta presentó una solicitud la semana pasada para ser querellante en la causa por el crimen de Charly, un varón trans de 21 años asesinado el 13 de mayo pasado Ceferino, un barrio humilde de la capital salteña. A Charly lo apuñalaron y murió desangrado en la calle, donde lo encontraron sus vecinos, quienes llamaron a la policía. Por el crimen está detenida y procesada una mujer, también de 21 años, bajo control del Juzgado de Garantías Garantías N° 4, a cargo de Diego Rodríguez Pipino. Desde la organización feminista hicieron dos pedidos: que se cambie la carátula del expendiente para que la víctima sea nombrada como Charly, su identidad autopercibida, y que su homicidio se juzgue como un crimen de odio, ya que ambas omisiones constituyen “una grave violación a los derechos humanos”.

Barrio Ceferino, Salta 

Violencia judicial y mediática

El nombre de Charly no figura en el expediente judicial, GAR Nº 143.117/17. Tampoco en los medios de comunicación se habló de Charly ni bien se cometió el crimen: “Una mujer mató a otra”, fue el título más repetido, la víctima fue mencionada siempre, como ahora en el expediente, por el nombre de mujer que recibió al nacer, lo que para la referente de Mujeres Trans Argentina (MTA), Pía Ceballos, constituye un caso de “violencia mediática que tiene que ver con invisibilizar nuestra identidad autopercibida”. El trámite para ser querellantes fue realizado por la presidenta de la Multisectorial de Mujeres de Salta, la periodista Marta César, con el patrocinio de las abogadas Josefina Arancibia y Gloria Cruz. “Queremos que a la hora de juzgar a la persona que cometió el asesinato se respete la identidad autopercibida de Charly”, informó Arancibia, quien destacó que esto “expresamente está contemplado en la ley de identidad de género, que habla de que en un primer momento si la persona se autopercibe y dice llamarse (con un nombre determinado), se lo deberá llamar por su nombre de pila, independientemente de que haya hecho o no el cambio de nombre en el DNI”. Es el caso de Charly, quien no había tramitado su identidad identidad de género aunque así lo conocieron y recuerdan sus seres queridos.

Expresión más visible de la violencia

El otro planteo de la Multisectorial es que el asesinato de Charly sea juzgado como un crimen por discriminación o crimen de odio, contemplado en el inciso 4 del artículo 80 del Código Penal, que prevé pena de prisión perpetua a quien mate “Por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión”. Para Arancibia, está claro que “este caso se enmarca en un crimen de odio porque no afecta solamente a la víctima, sino que aporta un plus delictivo al enviar todo un mensaje de amenaza a las personas que son semejantes, a las personas del colectivo LGBTIQ”. “De eso hablamos cuando hablamos de transfemicidio, de travesticidio o de transhomicidio, que sería el caso de Charly”, explicó. Quitar la vida a una persona trans es “la expresión más visible y final de toda una cadena estructural que responde a un sistema que es cultural, que es social, político y económico vertebrado por la división binaria y excluyente de los géneros”.

Multisectorial de Mujeres de Salta 

Transhomicidio

La utilización del término transhomicidio también es novedosa. “Dentro de la justicia solamente se contabilizan los femicidios, hace muy poquito se incorporaron los términos de transfemicidio y travestivicidio. Decidimos colocar una categoría que tiene que ver con su identidad autopercibida”; como en el caso de Charly se trata del asesinato de “un varón trans, entonces reconocemos la identidad de él”, explicó Ceballos. En su presentación ante la Justicia, la Multisectorial subrayó que las personas trans “sufren de manera especial y desproporcionada las consecuencias de la violencia que genera la estructura patriarcal y heteronormativa de nuestra sociedad”. En ese contexto “el crimen de Charly constituye una grave violación a los derechos humanos con un alto impacto negativo en la comunidad. En vida, Charly, como el resto de la población trans de nuestra provincia, padeció las múltiples formas de discriminación y violencia que desde hace años sistematizan y visibilizan los informes de la sociedad civil”. Ser trans en Salta Entre estos informes se destaca la encuesta realizada en la Ciudad de Salta por MTA a través del Observatorio de Violencia contra las Mujeres “Rosana Alderete” de Salta. Esa encuesta, cuyos resultados se dieron a conocer en diciembre de 2016, mostró que ninguna de las 202 personas consultadas tenía trabajo registrado, y el 40 por ciento no había terminado la educación secundaria; además, el 77 por ciento ejercía la prostitución, aunque el 63 por ciento de ellas no quería hacerlo. “Según cuentan quienes en vida han acompañado el proceso identitario de Charly, su vida no se ha desarrollado al margen de ese violento modelo social”, sostuvo la Multisectorial. “Entendemos que el esclarecimiento de su crimen es una meta prioritaria porque sólo la restitución del valor justicia en este caso, reducirá los márgenes de una respuesta estatal que suele presentarse como revictimizante y garantizadora de la impunidad que está asociada todavía a esta forma de la violencia sexo generizada”, aseguró. El Poder Judicial de Salta informó que la causa seguirá en trámite durante la feria judicial de invierno, y que en breve se resolverá si se acepta la participación de la Multisectorial. Fuera del círculo de confianza, se sabe poco de Charly. Los amigos y amigas, aquellos y aquellas que lo conocieron y amaron, están todavía muy conmovidos y los medios no les generan confianza, así que prefieren no hablar por ahora.

“Charly muere a diario”

Ni bien se cometió el crimen de Charly, Ceballos escribió un texto, en el que reivindicó su condición de varón trans. “A Charly buscaron disciplinarlo desde muy pequeño, la familia, la escuela, las diferentes instituciones donde se acercó a pedir ayuda, ese disciplinamiento llegó al extremo de la violencia donde su cuerpo sufrió golpes, heridas, abuso y violación solo con el fin de ‘corregir’ su orientación sexual disidente. “Charly muere a diario y lo asesinan las instituciones públicas, el estado, la familia, los medios de comunicación que acentúan la noticia de un nombre marcado por el binarismo, por la genitalidad, ignorando totalmente su identidad autopercibida, ignorando su vida, su trama de vínculos de relaciones sociales, de compañerismo y de amistad”, aseguró entonces en ese escrito en el que también nombró a Charly con las palabras “compañero”, “amigo” y “hermano”.]]>

4 de julio de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR