Universidad de Mar del Plata, primera de América Latina con cupo laboral trans

Una resolución inédita en el ámbito académico nacional y regional -impulsada por la cátedra libre Lohana Berkins- asegura el 1% de los puestos no docentes de la Universidad Nacional de Mar del Plata a personas travestis, transexuales y transgénero. Ya se anotaron 30 postulantes. “A diferencia de lo que pasa en la provincia, donde la ley sigue sin reglamentarse a más de un año de que se aprobó, acá fue un trámite expeditivo”,

28 de marzo de 2017

Una resolución inédita en el ámbito académico nacional y regional -impulsada por la cátedra libre Lohana Berkins- asegura el 1% de los puestos no docentes de la Universidad Nacional de Mar del Plata a personas travestis, transexuales y transgénero. Ya se anotaron 30 postulantes. “A diferencia de lo que pasa en la provincia, donde la ley sigue sin reglamentarse a más de un año de que se aprobó, acá fue un trámite expeditivo”,   Más de 30 personas trans se inscribieron para concursar los cargos de personal de limpieza en la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). En octubre, el Rectorado aprobó una resolución inédita en el ámbito académico nacional y regional, que asegura el 1% de los puestos no docentes a personas travestis, transexuales y transgénero.

“El cupo laboral trans es una revolución”

Magalí, de 26 años, es una de las postulantes. Trabaja en servicio doméstico y cuida chicos. Cuenta que está “en negro” y no tiene obra social. “Para mí sería un ascenso social y una gran ayuda, porque vivo con mi mamá que está enferma. Soy afortunada, nunca tuve que trabajar en la calle. Mi familia me apoyó en todas las etapas de mi vida. El cupo laboral trans me parece algo histórico, una revolución. Me gustaría ser una de las primeras trabajadoras trans de la universidad”. Leonardo, otro de los inscriptos, es un hombre trans de 33 años que trabaja en seguridad privada. Tiene cinco hijos y dice: “Para mí sería un gran cambio ingresar como personal de planta de la universidad. Sobre todo por el tiempo que podría dedicarle a mi familia: trabajaría siete horas y no doce como ahora”, cuenta a Presentes.

Por iniciativa de la cátedra libre Lohana Berkins

La iniciativa se gestó en el seno de la cátedra libre Lohana Berkins, de la Facultad de Ciencias de la Salud y Trabajo Social, que promueve la Asociación por un Mundo Igualitario (AMI). “La cátedra es un proyecto para visibilizar la realidad de la población trans en el contexto de la sociedad marplatense y nacional, a través de voces en primera persona que fueron invitadas a participar. Buscamos interpelar estereotipos y aportar a una formación integral de perspectiva de género en el marco de los derechos humanos”, contó Claudia Vega, presidenta de la ONG. La cátedra libre Lohana Berkins empezó a dictarse meses después de la muerte de la activista trans, en febrero de 2016, como manera de continuar su legado. Se desarrolló en cuatro talleres teóricos–prácticos en los que participaron en promedio más de 120 personas por clase, entre estudiantes y docentes. “Convocábamos a un profesional y se exponían vivencias, personales y familiares. En el transcurso se iban tramitando soluciones a algunos inconvenientes. Por ejemplo, una nena trans menor de edad que pudo tener el DNI con su identidad”, explicó Vega.

“A diferencia de lo que pasa en provincia, fue un trámite expeditivo”

Entre las actividades impulsadas desde el aula 80, se propuso que la UNMDP adhiriera al reclamo por la reglamentación de la ley de cupo laboral trans de la provincia de Buenos Aires, Diana Sacayán. “Para nuestra sorpresa, el Consejo no sólo adhirió. Por unanimidad aprobó la implementación del cupo laboral trans en la universidad, generando un precedente único”, contó Vega. A los cuatro meses, el Rectorado firmó un convenio con la Asociación del Personal de la Universidad (APU) para incorporar el cupo en la paritaria no docente. Y se llamó a concurso para cubrir los cargos. “A diferencia de lo que pasa en la provincia, donde la ley sigue sin reglamentarse a más de un año de que se aprobó, acá fue un trámite expeditivo”, señaló Vega. Los requisitos para postular fueron tener nacionalidad argentina; una edad entre 18 y 60 años, estudios primarios completos y las “condiciones de conducta previstas en el Convenio Colectivo de Trabajo”. La remuneración prevista es de 13 mil pesos aproximadamente por siete horas de trabajo. El registro de postulantes cerró ayer. Ahora deberán estudiar la normativa y los manuales de limpieza y trabajo seguro para rendir un examen ante un jurado compuesto por los gremios, personal de planta y académico. “Hasta que no haya una persona trans trabajando por cupo no paramos”, asegura Claudia. Y adelanta: la cátedra libre y abierta a todo el público este año se extiende a las facultades de Psicología y Humanidades. Fotos: gentileza AMI]]>

28 de marzo de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR