Es jueza de familia y madre de una niña trans: “Vivía con muchos estereotipos de género”

Luisa Hernández es jueza de familia. Tas un largo y duro proceso, pudo adoptar a un bebé de seis meses, con discapacidad y pocas probabilidades de aprender a caminar. Hoy Josefina tiene 11 años, es una niña trans que atravesó diagnósticos, camina y a diario interpela a Luisa, haciéndola cuestionar sus propias creencias y convicciones.