Dos activistas trans luchan en la Justicia por el derecho a sus nombres

Mariana Sepúlveda e Yren Rotela son activistas por los derechos humanos y referentes de Panambí, una asociación que defiende y promueve los derechos de personas trans. En Paraguay no existe una ley de identidad de género pero ellas lograron que una jueza les concediera cambiar el nombre. Pero la Fiscalía paraguaya apeló en ambos casos y ahora esperan una resolución. Aquí cuentan sus vidas, dos historias de lucha.

“Me despidieron después de 16 años: era la única trans en ese Ministerio”

Casandra Sandoval es periodista feminista, activista travesti y secretaria nacional de la CFTTA (Convocatoria Federal Trans Travesti de Argentina).  Desde 2002 trabajó en el equipo de la Subsecretaria de Agricultura Familiar del Ministerio de Agroindustria de la Nación. Hace una semana recibió su telegrama de despido después de haber trabajado casi 16 años con un contrato precarizado. Ella, (única persona trans en ese Ministerio) junto a 16 compañerxs de Salta, luchan por la reincorporación inmediata y el pase a planta permanente.