Envejecer juntas, vivir en un “lesbiátrico”

Entre algunas lesbianas circula el proyecto de envejecer en comunidad. El «lesbiátrico» se piensa como un espacio de convivencia, cuidado colectivo y militancia.  Esto, a su vez, dispara muchas reflexiones sobre las particularidades de las identidades disidentes y el envejecimiento. ¿Cómo se llega a mayores cuando muchos derechos básicos se han vulnerado? ¿Quiénes nos acompañan en esa etapa de la vida?

La lucha de una pareja de lesbianas que logró anotar a su bebé como hijo de dos madres

Agustina Brunetto y Valeria Tavecchio, viven en  Santa Elena, Entre Ríos. Querían ser madres, consiguieron un donante de esperma y se inseminaron. Agustina quedó embarazada y el 27 de junio nació Ciro. Cuando fueron a anotarlo en el registro civil con los apellidos de ambas, no pudieron. Les exigían estar casadas o un documento que pruebe la reproducción asistida. «Queremos anotar a nuestro hijo como corresponde para poder darle su identidad”, dijo una de las madres. Desde Abosex, sostienen que la comaternidad «es ley en Argentina».

Seleccionaron a dos trabajadoras trans para la Universidad de Mar del Plata

Ximena Lorens y Alma Dos Santos son las dos jóvenes trans seleccionadas para trabajar en la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMP). Tienen 24 años y aprobaron con 8 y 9.25 respectivamente la prueba del concurso de oposición para ocupar cargos de maestranza y vigilancia. Ahora mismo están haciendo los exámenes psicofísicos y preocupacionales.