Luchan por anotar a su bebé como hijo de dos madres

Agustina Brunetto y Valeria Tavecchio, viven en  Santa Elena, Entre Ríos. Querían ser madres, consiguieron un donante de esperma y se inseminaron. Agustina quedó embarazada y el 27 de junio nació Ciro. Cuando fueron a anotarlo en el registro civil con los apellidos de ambas, no pudieron. Les exigían estar casadas o un documento que pruebe la reproducción asistida. “Queremos anotar a nuestro hijo como corresponde para poder darle su identidad”, dijo una de las madres. Desde Abosex, sostienen que la comaternidad “es ley en Argentina”.

Salta: crearon una cooperativa trans de servicios para vivir de su trabajo

Con la ley de cupo laboral trans paralizada en la legislatura salteña, agrupaciones de mujeres y varones trans autogestionaron una alternativa: se unieron en una cooperativa desde la que ofrecen servicios: diseño, clases de apoyo escolar, trabajos de construcción, pintura, servicio técnicos de telefonía y computación, entre otros. La convocatoria tuvo muy buena recepción. En breve, amplían la oferta y planean sumar a personas trans de otras localidades.

Centro Frida: “Quedan a la intemperie cuando deciden sobre su vida y su cuerpo”

El Centro de Integración Frida alberga a mujeres trans, travestis y cis en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. Una de sus coordinadoras, Florencia Montes Paez, habló con Presentes acerca de las relación entre género, sexualidad, clase y derecho a la vivienda. Hoy este espacio tiene el doble de personas en lista de espera que el año pasado.

Elecciones: ¿Por qué no hay casi candidatxs LGBT en las listas?

“El movimiento  lgttbq en la Argentina es uno de los más potentes y activos del continente”, escribe Gabriela Borrelli Azara. ¿Por qué no lleva más gays, lesbianas y trans a las listas de los principales partidos políticos?, se pregunta. Y propone al arco político nacional “una ley de cupo trans, en lo laboral y en las cámaras para encarar una verdadera lucha contra los travesticidios y  crímenes contra lesbianas y gays”.

Se burlaron en la radio de su identidad de género: ésta es su respuesta

SaSa Testa tiene 31 años y es una persona de género no binario: fluido. La semana pasada, un programa radial retomó sus dichos para burlarse de su identidad, diciendo que era una enfermedad o pose. SaSa lxs denunció y responde en esta columna de opinión. “No vamos a descansar en la tarea de que algún día, aunque quizás no lleguemos a verlo, dejemos de ser todOs y seamos todEs. Que viva la anarquía de géneros.”