Torturas a gays en Chechenia: “son crímenes de lesa humanidad”

Lo dijo Pedro Paradiso Sottile, secretario de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y director ejecutivo de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para América Latina y El Caribe, (ILGALAC). Luego de la movilización Frente a la Embajada de Rusia del 28 de abril, hoy se realizará otra, frente a Cancillería. Exigirán que el Estado argentino se pronuncie y pida explicaciones mediante el Mecanismo Bilateral de Dialogo y Consulta en Derechos Humanos con la Federación Rusa.

Higui de Jesús seguirá presa: piden cambiar la defensa

Más de cien personas se movilizaron frente a la Fiscalía de Malvinas Argentinas para acompañar a la familia, que exigió y logró encontrarse por primera vez con el fiscal de la causa, Germán Muñoz Weigel. Allí se enteraron de que no hubo avances en los últimos meses y que aún faltan pruebas para poder modificar la carátula de la causa o pedir su libertad.

Cuando el sistema médico viola derechos de personas LGBT

A las lesbianas les hablan, siempre, como si fueran heteros, a las personas trans no se les respeta la identidad de género, a los gays se los asocia con el VIH y la lista sigue. Si bien en Argentina ha habido avances, gracias a los consultorios inclusivos, el sistema salud no acompaña como debería la legislación vigente y la población LGBT se enfrenta a diario – cuando accede a la salud- a los prejuicios de lxs medicxs y a la violación de sus derechos.

Policía separó a dos lesbianas aludiendo razones “morales”

Dos adolescentes estaban sentadas en la Plaza Alsina de Morón, con las piernas entrelazadas, cuando cuatro policías las increparon, pidiéndoles que se separaran. Una testigo vio esto, lo filmó y le preguntó a la policía por qué había actuado así. Le respondieron: porque “ estaban haciendo exhibiciones” y que eso no era “moral” porque en la plaza había menores.

Nadie sabe lo que puede un cuerpo: la historia de La Condesa

Laura Dominique Pilleri cumplía condena en una cárcel cuando se convirtió en la primera cordobesa en obtener un DNI que reconocía su identidad de género. Travesti, activista, escritora, estudiante universitaria, trabajadora sexual. Murió en octubre de 2015. Esta instalación en la Universidad Nacional de Córdoba -a la que también se accede por internet- recupera sus memorias y luchas con la consigna: “Nadie sabe lo que puede un cuerpo”.