Luchan por anotar a su bebé como hijo de dos madres

Agustina Brunetto y Valeria Tavecchio, viven en  Santa Elena, Entre Ríos. Querían ser madres, consiguieron un donante de esperma y se inseminaron. Agustina quedó embarazada y el 27 de junio nació Ciro. Cuando fueron a anotarlo en el registro civil con los apellidos de ambas, no pudieron. Les exigían estar casadas o un documento que pruebe la reproducción asistida. “Queremos anotar a nuestro hijo como corresponde para poder darle su identidad”, dijo una de las madres. Desde Abosex, sostienen que la comaternidad “es ley en Argentina”.